Si tienes un trastorno del estado de ánimo, tu estado emocional o de ánimo general está distorsionado o no se condice con tus circunstancias. Algunos ejemplos de trastornos del estado de ánimo comprenden los siguientes:

  • Trastorno depresivo mayor: períodos prolongados y persistentes de tristeza extrema
  • Trastorno bipolar: también denominado «depresión maníaca» o «trastorno afectivo bipolar»; se trata de una depresión que alterna entre momentos de extrema tristeza (depresión) y extrema felicidad (manía)
  • Trastorno afectivo estacional: forma de depresión que muy a menudo está relacionada con tener menos horas de luz solar en las latitudes más al norte y más al sur, desde fines de otoño hasta principios de la primavera
  • Trastorno ciclotímico: trastorno que provoca altibajos emocionales que son menos extremos que en el trastorno bipolar
  • Trastorno disfórico premenstrual: cambios en el estado de ánimo e irritabilidad que se producen durante la fase premenstrual del ciclo de la mujer y desaparecen con el comienzo de la menstruación
  • Trastorno depresivo persistente (distimia): forma de depresión a largo plazo (crónica)
  • Trastorno de desregulación disruptiva del estado de ánimo: trastorno de irritabilidad crónica, grave y persistente en los niños, que a menudo comprende berrinches frecuentes que no son coherentes con la edad evolutiva del niño
  • Depresión relacionada con una enfermedad física: estado de ánimo deprimido persistente y pérdida significativa del placer en todas las actividades o en gran parte de estas, que tiene relación directa con los efectos físicos de otra enfermedad

En la mayoría de las personas, los trastornos del estado de ánimo pueden tratarse con éxito con medicamentos y terapia de conversación (psicoterapia).

July 06, 2016