El molusco contagioso es una infección viral relativamente frecuente de la piel que provoca bultos redondos, firmes e indoloros que varían en tamaño, desde el tamaño de una cabeza de alfiler hasta el de una goma de borrar de lápiz. Si los bultos están rasguñados o lesionados, la infección puede propagarse a la piel circundante.

Aunque es más frecuente en los niños, el molusco contagioso puede afectar también a los adultos, en particular a quienes tienen el sistema inmunitario debilitado. En los adultos con un sistema inmunitario normal, el molusco contagioso que afecta a los genitales se considera una infección de transmisión sexual.

El molusco contagioso se propaga a través del contacto directo de persona a persona y por el contacto con objetos contaminados. Los bultos relacionados con el molusco contagioso por lo general desaparecen en un año sin tratamiento, pero la extracción por parte del médico también es una opción.

March 21, 2015