Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si el médico sospecha de un embarazo molar, probablemente pedirá un análisis de sangre para medir el nivel de coriogonadotropina humana (una hormona del embarazo) en la sangre. También es probable que te realice una ecografía.

En una ecografía estándar, se dirigen ondas sonoras de alta frecuencia a los tejidos de la región abdominal y pélvica. Sin embargo, al principio del embarazo, el útero y las trompas de Falopio están más cerca de la vagina que de la superficie abdominal, por lo que es posible que se realice la ecografía por medio de un dispositivo con forma de varilla que se coloca en la vagina.

Una ecografía de un embarazo molar completo, que puede detectarse ya a las ocho o nueve semanas de embarazo, puede mostrar lo siguiente:

  • Ausencia de embrión o feto
  • Ausencia de líquido amniótico
  • Placenta gruesa y con quistes que ocupa el útero casi por completo
  • Quistes de ovario

Una ecografía de un embarazo molar parcial puede mostrar lo siguiente:

  • Un feto con crecimiento restringido
  • Bajo nivel de líquido amniótico
  • Placenta gruesa y con quistes

Si el profesional de salud detecta un embarazo molar, es posible que compruebe la presencia de otros problemas de salud, como los siguientes:

  • Preeclampsia
  • Hipertiroidismo
  • Anemia
Oct. 24, 2014