Un embarazo molar, también conocido como «mola hidatiforme», es un tumor no canceroso (benigno) que se manifiesta en el útero. Un embarazo molar comienza cuando se fecunda un óvulo, pero en vez de dar lugar a un embarazo normal y viable, la placenta se convierte en una masa anormal de quistes.

En un embarazo molar completo, no hay embrión ni tejido placentario normales. En un embarazo molar parcial, hay un embrión anormal y posiblemente algún tejido placentario normal. El embrión comienza a desarrollarse, pero con malformaciones, y no puede sobrevivir.

Un embarazo molar puede tener complicaciones graves, entre ellas una forma de cáncer poco frecuente, y requiere tratamiento temprano.

Oct. 24, 2014