Un embarazo molar es provocado por un óvulo fecundado de forma anormal. Las células humanas normalmente contienen 23 pares de cromosomas. Un cromosoma de cada par proviene del padre y el otro, de la madre. En un embarazo molar completo, todos los cromosomas del óvulo fecundado vienen del padre. Poco después de la fecundación, los cromosomas del óvulo de la madre se pierden o inactivan y los cromosomas del padre se duplican. El óvulo puede haber tenido un núcleo inactivo o no haber tenido núcleo.

En un embarazo molar parcial o incompleto, permanecen los cromosomas de la madre, pero el padre provee dos grupos de cromosomas. Como resultado, el embrión tiene 69 cromosomas en lugar de 46. Esto puede suceder cuando los cromosomas del padre se duplican o cuando dos espermatozoides fecundan un mismo óvulo.

Oct. 24, 2014