Descripción general

La linfadenitis es una afección en la que los ganglios linfáticos se inflaman. Cuando la linfadenitis afecta a los ganglios linfáticos de la membrana que conecta el intestino con la pared abdominal (mesenterio), se denomina linfadenitis mesentérica.

La linfadenitis mesentérica, también llamada adenitis mesentérica, por lo general, es consecuencia de una infección intestinal. Principalmente afecta a niños y adolescentes. Esta afección dolorosa puede presentar signos y síntomas de advertencia similares a los de la apendicitis. A diferencia de la apendicitis, la linfadenitis mesentérica pocas veces es grave y, por lo general, desaparece por sí sola.

Síntomas

Los signos y síntomas de la linfadenitis mesentérica pueden incluir los siguientes:

  • Dolor abdominal, a menudo, concentrado en el costado derecho inferior, pero, a veces, más extendido
  • Dolor con la palpación general en el abdomen
  • Fiebre

Según cuál sea la causa de la afección, otros signos y síntomas pueden ser los siguientes:

  • Diarrea
  • Náuseas y vómitos
  • Sensación general de estar enfermo (malestar)

Cuándo consultar con el médico

El dolor abdominal es frecuente en niños y adolescentes, y puede ser difícil saber cuándo es un problema que necesita atención médica.

En general, debes llamar al médico de inmediato si tu hijo presenta episodios de lo siguiente:

  • Dolor abdominal intenso y repentino
  • Dolor abdominal y fiebre
  • Dolor abdominal y diarrea o vómitos

Además, llama al médico si tu hijo presenta episodios de los siguientes signos y síntomas que no mejoran en el corto plazo:

  • Dolor abdominal y un cambio en los hábitos intestinales
  • Dolor abdominal y pérdida del apetito (anorexia)
  • Dolor abdominal que interfiere en el sueño

Causas

La causa más frecuente de la inflamación de la linfadenitis mesentérica es una infección viral, como la gastroenteritis, a menudo denominada gastroenteritis vírica. Esta infección provoca que los ganglios linfáticos en el mesenterio, el tejido delgado que conecta los intestinos con la parte posterior de la pared abdominal, se inflamen.

Los ganglios linfáticos desempeñan un rol fundamental en la capacidad del cuerpo para combatir las enfermedades. Se distribuyen por todo el cuerpo para capturar y destruir virus, bacterias y otros organismos dañinos. En el proceso, los ganglios más cercanos a la infección pueden doler e inflamarse; por ejemplo, los ganglios linfáticos en el cuello pueden hincharse cuando te duele la garganta. Otros ganglios que se hinchan con frecuencia son los que están ubicados debajo del mentón, en las axilas y en la ingle.

Algunos niños desarrollan una infección de las vías respiratorias superiores antes de o durante un episodio de linfadenitis mesentérica. Los expertos creen que puede haber una relación entre las dos.

Complicaciones

Si la causa de los ganglios linfáticos inflamados es una infección bacteriana grave que no se trata, las bacterias pueden extenderse al torrente sanguíneo y provocar una infección potencialmente mortal (septicemia).