Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para determinar un diagnóstico y verificar por complicaciones relacionadas, es posible que te sometas a:

  • Un examen físico. Tu médico tratará de descartar problemas físicos que podrían estar causando tus síntomas.
  • Análisis de laboratorio. Estos podrían incluir, por ejemplo, una revisión de tu función tiroidea o una prueba de detección de alcohol o drogas.
  • Una evaluación psicológica. Un médico o un profesional de la salud mental hablará contigo sobre tus síntomas, pensamientos, sentimientos y patrones de conducta. Es posible que se te pida llenar un cuestionario para ayudar a contestar estas preguntas.

Cómo determinar qué enfermedad mental tienes

En ocasiones es difícil descubrir qué enfermedad mental podría estar causando tus síntomas. Pero tomarte el tiempo y el esfuerzo para obtener un diagnóstico preciso ayudará a determinar el tratamiento apropiado.

Los síntomas que caracterizan cada enfermedad mental se detallan en Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association. Este manual es utilizado por profesionales de la salud mental para diagnosticar enfermedades mentales y por compañías de seguros para hacer reembolsos por los tratamientos.

Tipos de enfermedades mentales

Los principales tipos de enfermedades mentales son:

  • Trastornos del desarrollo neurológico. Este tipo abarca una amplia gama de problemas que por lo general comienzan durante la infancia o la niñez, a menudo antes de que el niño ingrese a la escuela primaria. Algunos ejemplos incluyen trastornos del espectro autista, trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y trastornos del aprendizaje.
  • Espectro esquizofrénico y otros trastornos psicóticos. Los trastornos psicóticos causan desprendimiento de la realidad — como delirios, alucinaciones y pensamiento y habla desorganizados. El ejemplo más notable es la esquizofrenia, aunque, en ocasiones, otros tipos de trastornos pueden estar asociados con el desprendimiento de la realidad.
  • Trastornos bipolares y relacionados. Este tipo incluye trastornos con episodios alternantes de manía — periodos de actividad, energía y emoción excesivas — y depresión.
  • Trastornos depresivos. Estos incluyen trastornos que pueden afectar tu estado emocional, como el nivel de tristeza o felicidad, y pueden afectar tu capacidad para funcionar. Algunos ejemplos incluyen trastorno depresivo mayor y trastorno disfórico premenstrual.
  • Trastornos de ansiedad. La ansiedad es un sentimiento que se caracteriza por la anticipación de peligro o desgracia futuros, junto con una preocupación excesiva. Puede incluir una conducta dirigida a evitar situaciones que causan ansiedad. Este tipo incluye trastorno de ansiedad generalizada, trastorno de pánico y fobias.
  • Trastorno obsesivo compulsivo y otros relacionados. Estos trastornos implican preocupaciones u obsesiones, y pensamientos y acciones repetitivas. Algunos ejemplos incluyen trastorno obsesivo compulsivo, acumulación compulsiva y trastorno de arrancarse el pelo (tricotilomanía).
  • Trastornos relacionados con traumas y factores de estrés. Se trata de trastornos de adaptación en los que una persona tiene problemas para afrontar durante o después de un evento de vida estresante. Algunos ejemplos incluyen trastorno por estrés postraumático (TEPT) y trastorno por estrés agudo.
  • Trastornos disociativos. Se trata de trastornos en los que se altera el concepto de uno mismo, al igual que con el trastorno de identidad disociativo y la amnesia disociativa.
  • Trastorno de síntomas somáticos y relacionados. Una persona con uno de estos trastornos puede presentar síntomas físicos sin una causa médica clara, pero los trastornos se relacionan con angustia y discapacidad significativas. Los trastornos incluyen trastorno de síntomas somáticos (antes conocido como hipocondría) y trastorno artificial.
  • Trastornos de la alimentación. Estos trastornos incluyen alteraciones relacionadas con la alimentación, como la anorexia nerviosa y la hiperfagia.
  • Trastornos de eliminación. Estos trastornos se relacionan con la eliminación inapropiada de la orina y las heces por accidente o a propósito. Mojar la cama (enuresis) es un ejemplo.
  • Trastornos del ritmo circadiano. Se trata de trastornos del sueño lo suficientemente graves como para requerir atención clínica, como el insomnio, la apnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas.
  • Disfunciones sexuales. Estas incluyen trastornos de respuesta sexual, como la eyaculación precoz y el trastorno orgásmico femenino.
  • Disforia de género. Esto se refiere a la angustia que acompaña al deseo manifestado de una persona para pertenecer a otro género.
  • Trastorno disruptivo, del control de impulsos y de conducta. Estos trastornos incluyen problemas con el autocontrol emocional y conductual, como la cleptomanía o el trastorno explosivo intermitente.
  • Trastornos adictivos y relacionados con las sustancias. Estos incluyen problemas relacionados con el consumo excesivo de alcohol, cafeína, tabaco y drogas. Este tipo también incluye el trastorno de juego patológico.
  • Trastornos neurocognitivos. Los trastornos neurocognitivos afectan tu capacidad para pensar y razonar. Estos problemas cognitivos adquiridos (más que del desarrollo) incluyen delirio, así como trastornos neurocognitivos causados por trastornos o enfermedades como traumatismo cerebral o enfermedad de Alzheimer.
  • Trastornos de personalidad. Un trastorno de personalidad significa un patrón duradero de inestabilidad emocional y conducta dañina que causa problemas en tu vida y relaciones. Algunos ejemplos incluyen trastorno límite, antisocial y narcicista de la personalidad.
  • Trastornos parafílicos. Estos trastornos incluyen intereses sexuales que causan angustia o discapacidad personal, o un daño potencial o real a otra persona. Algunos ejemplos son trastorno de sadismo sexual, trastorno voyerista y trastorno pedofílico.
  • Otros trastornos mentales. Este tipo incluye trastornos mentales que son causados por otras enfermedades o que no cumplen con todos los criterios para uno de los trastornos anteriores.
Oct. 13, 2015