Diagnóstico

Tu médico de cabecera o pediatra puede diagnosticar la meningitis basándose en la historia clínica, una exploración física y determinadas pruebas de diagnóstico. Durante la evaluación, tu médico podría controlar signos de infección alrededor de la cabeza, las orejas, la garganta y la piel a lo largo de la columna vertebral.

Tú o tu hijo pueden someterse a las siguientes pruebas de diagnóstico:

  • Hemocultivos. Las muestras de sangre se colocan en una placa especial para ver si crecen microorganismos, en especial bacterias. También puede colocarse una muestra en un portaobjetos y teñirse (tinción de Gram), luego se estudia en un microscopio para determinar si hay bacterias.
  • Pruebas por imágenes. Las exploraciones por tomografía computarizada (TC) o por resonancia magnética (RM) de la cabeza pueden mostrar hinchazón o inflamación. Las exploraciones por rayos X o tomografía computarizada del tórax o de los senos paranasales también pueden mostrar infección en otras zonas que pueden estar asociadas con la meningitis.
  • Punción lumbar (punción medular). Para tener un diagnóstico definitivo de meningitis, necesitarás una punción lumbar para recolectar líquido cefalorraquídeo. En las personas con meningitis, el líquido cefalorraquídeo, a menudo, muestra un nivel bajo de azúcar (glucosa) junto con un aumento del recuento de glóbulos blancos y un aumento de las proteínas.

    El análisis del líquido cefalorraquídeo también puede ayudar a tu médico a identificar qué bacteria causó la meningitis. Si el médico sospecha meningitis viral, puede solicitar una prueba basada en el ADN conocida como amplificación por reacción en cadena de la polimerasa (PCR) o una prueba para comprobar anticuerpos contra ciertos virus para determinar la causa específica y definir el tratamiento adecuado.

Tratamiento

El tratamiento depende del tipo de meningitis que tengan tú o tu hijo.

Meningitis bacteriana

La meningitis bacteriana aguda debe tratarse de inmediato con antibióticos intravenosos y, de acuerdo con estudios más recientes, con corticoesteroides. Esto ayuda a asegurar la recuperación y a reducir el riesgo de tener complicaciones, tales como inflamación del cerebro y convulsiones.

El antibiótico o la combinación de antibióticos dependen del tipo de bacteria que cause la infección. El médico puede recomendar un antibiótico de amplio espectro hasta que sea capaz de determinar la causa exacta de la meningitis.

El médico puede drenar la infección de los senos o del hueso mastoideo, que se encuentra detrás del oído externo y que se conecta con el oído medio.

Meningitis viral

Los antibióticos no pueden curar la meningitis viral y la mayoría de los casos mejoran por sí solos en varias semanas. El tratamiento de los casos leves de meningitis viral suele consistir en:

  • Reposo en cama
  • Abundante líquido
  • Analgésicos de venta libre para reducir la fiebre y aliviar el dolor generalizado

El médico puede recetar corticoesteroides para reducir la inflamación del cerebro y un medicamento anticonvulsivo para controlar las convulsiones. Si un virus causó la meningitis, se dispone de un medicamento antiviral.

Otros tipos de meningitis

Si la causa de la meningitis no está clara, el médico puede comenzar un tratamiento con antivirales y antibióticos mientras se determina la causa.

El tratamiento de la meningitis crónica depende de la causa oculta. Los medicamentos antifúngicos tratan la meningitis fúngica y una combinación de antibióticos específicos puede tratar la meningitis tuberculosa. Sin embargo, estos medicamentos pueden tener efectos secundarios graves, por lo que puede diferirse el tratamiento hasta que un laboratorio confirme que la causa es fúngica. El tratamiento de la meningitis crónica depende de la causa oculta.

La meningitis no infecciosa debido a una reacción alérgica o enfermedad autoinmunitaria puede tratarse con corticoesteroides. En algunos casos, puede no requerir tratamiento porque la enfermedad se resuelve por sí sola. La meningitis relacionada con el cáncer requiere tratamiento para el cáncer específico.

Preparación para la consulta

La meningitis puede poner en riesgo la vida; según la causa. Si estuviste expuesto a meningitis bacteriana y tienes síntomas, recurre a una sala de urgencias y avísale al personal médico que puedes tener meningitis.

Si no sabes con seguridad qué es lo que tienes, llama al médico para pedir una consulta. A continuación, se describe cómo debes prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa o posterior a la consulta. Pregunta si hay algo que debes hacer con anticipación, como, por ejemplo, restringir tu dieta. Pregunta también si podría ser necesario que permanezcas en el consultorio del médico para observación después de los análisis.
  • Anota los síntomas que tienes, entre ellos los cambios en el estado de ánimo, pensamiento o comportamiento. Anota cuándo manifestaste cada síntoma y si tuviste síntomas de resfrío o similares a la gripe.
  • Anota tu información personal más importante, por ejemplo, mudanzas, vacaciones o interacciones con animales recientes. Si eres estudiante universitario, es probable que el médico te haga preguntas sobre algún signo o síntoma similar en tus compañeros de habitación o de vivienda. El médico también deseará saber sobre tus antecedentes de vacunación.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas o los suplementos que tomes.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. La meningitis puede ser una urgencia médica. Lleva a alguna persona que pueda ayudarte a recordar toda la información que proporcione el médico y que pueda quedarse contigo si fuese necesario.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Para la meningitis, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son las siguientes:

  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamiento recomiendas?
  • ¿Estoy en riesgo de tener complicaciones a largo plazo?
  • Si mi enfermedad no puede tratarse con antibióticos, ¿qué puedo hacer para que mi cuerpo se recupere?
  • ¿Puedo contagiar a otras personas? ¿Es necesario que me aísle?
  • ¿Cuál es el riesgo para mi familia? ¿Deben tomar medicamentos preventivos?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento de venta con receta que me recomiendas?
  • ¿Hay alguna información impresa que me pueda llevar? ¿Qué sitios web recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, como las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas? ¿Parecen empeorar?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Has estado expuesto a alguien con meningitis?
  • ¿Hay alguien en tu familia que sufra síntomas similares?
  • ¿Cuáles son tus antecedentes de vacunas?
  • ¿Tomas medicamentos inmunosupresores?
  • ¿Tienes otros problemas de salud, que incluyan alergias a algún medicamento?

Qué puedes hacer mientras tanto

Cuando llames al consultorio del médico para solicitar una consulta, describe el tipo y la gravedad de los síntomas. Si tu médico dice que no es necesario que te presentes de inmediato, descansa tanto como sea posible mientras esperas la consulta.

Bebe mucho líquido y toma paracetamol (Tylenol y otros) para reducir la fiebre y los dolores corporales. Evita también cualquier medicamento que te haga estar menos alerta. No vayas al trabajo ni a la escuela.

Aug. 23, 2017
References
  1. Hoja informativa sobre meningitis y encefalitis. National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). http://www.ninds.nih.gov/disorders/encephalitis_meningitis/detail_encephalitis_meningitis.htm. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  2. Meningitis bacteriana. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/meningitis/bacterial.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  3. Bartt R. Acute bacterial and viral meningitis (Meningitis bacteriana y viral aguda). Continuum Lifelong Learning in Neurology (Proceso continuo: aprendizaje permanente en Neurología). 2012;18:1255.
  4. Meningitis viral. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/meningitis/viral.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  5. Meningitis fúngica. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/meningitis/fungal.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  6. Derber CJ, et al. Head and neck emergencies (Emergencias de cabeza y cuello). Medical Clinics of North America (Clínicas Médicas de Norteamérica). 2012;96:1107.
  7. Longo DL, et al., eds. Meningitis, encephalitis, brain abscess, and empyema (Meningitis, encefalitis, absceso cerebral y empiema). En: Harrison's Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  8. Acute bacterial meningitis (Meningitis bacteriana aguda). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/neurologic_disorders/meningitis/acute_bacterial_meningitis.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  9. Prevención - Listeriosis. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/listeria/prevention.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  10. Subacute and chronic meningitis (Meningitis subaguda y crónica). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/neurologic_disorders/meningitis/subacute_and_chronic_meningitis.html. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  11. Van de Beek D, et al. Advances in treatment of bacterial meningitis (Avances en el tratamiento de la meningitis bacteriana). The Lancet. 2012;380:1693.
  12. Recommended immunization schedules for persons aged 0 through 18 years — United States, 2012 (Calendarios recomendados de vacunación para personas de 0 a 18 años. Estados Unidos, 2012). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/vaccines/schedules/downloads/child/0-18yrs-11x17-fold-pr.pdf. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  13. Recommended adult immunization schedule — United States, 2012 (Calendario recomendado de vacunación para adultos. Estados Unidos, 2012). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/vaccines/schedules/downloads/adult/adult-schedule.pdf. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  14. Meningococcal vaccine: Who and when to vaccinate (Vacuna meningocócica: quién y cuándo vacunarse). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/vaccines/vpd-vac/mening/who-vaccinate-hcp.htm. Último acceso: 19 de noviembre de 2015.
  15. Sexton D. Approach to the patient with chronic meningitis (Enfoque para el paciente con meningitis crónica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 20 de noviembre de 2015.
  16. Johnson R. Aseptic meningitis in adults (Meningitis aséptica en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 20 de noviembre de 2015.
  17. Di Pentima C. Viral meningitis: Management, prognosis, and prevention in children (Meningitis viral: control, pronóstico y prevención en los niños). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 20 de noviembre de 2015.
  18. Rabinstein AA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 1 de diciembre de 2015.