Video: Melanoma — La etapa temprana y el melanoma avanzado

Transcript

El melanoma se puede diagnosticar cuando una irregularidad de la piel que se pensaba era un lunar o una mancha se convierte en cancerosa. La gravedad del cáncer se basa principalmente en el grosor del tumor.

Los melanomas generalmente pertenecen a una de dos categorías: el primer grupo incluye los cánceres que no se han diseminado más allá del borde de la irregularidad de la piel. Para estos tipos de cáncer, generalmente se practica una extracción quirúrgica de todo el tumor que a menudo es eficaz. Se hace una incisión elíptica en un área amplia, que incluya la piel sana circundante y luego se extirpa. Aquí se puede ver el tejido normal que rodea al tumor.

La segunda gran categoría de los melanomas es la que progresa más allá de la protuberancia visible del cáncer. El crecimiento profundo hacia dentro de la piel puede permitir que las células cancerosas entren en los pequeños vasos linfáticos y desde allí viajen a lugares distantes en el cuerpo.

Las células cancerosas migran con frecuencia a un ganglio linfático de drenaje. Las células del melanoma pueden establecerse, sin ser detectadas, en el tejido inmune durante algún tiempo. Si el melanoma escapa a las defensas del sistema inmunológico, puede propagarse a otras partes del cuerpo. Aquí se muestra un ejemplo de propagación del tumor al pulmón.

June 28, 2016