Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento del lupus depende de los signos y síntomas. Para determinar si los signos y síntomas deben tratarse y qué medicamentos usar, se necesita una conversación minuciosa con el médico acerca de los riesgos y beneficios. A medida que los signos y síntomas se exacerban y desaparecen, tú y el médico pueden descubrir que necesitas cambiar de medicamentos o dosis. Los medicamentos que se usan con mayor frecuencia para controlar el lupus son:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE). Los AINE de venta libre, como el naproxeno sódico (Aleve) y el ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros), pueden usarse para tratar el dolor, la inflamación y la fiebre asociados con el lupus. Los AINE más potentes se venden bajo receta médica. Algunos efectos secundarios de los AINE son sangrado estomacal, problemas de riñón y mayor riesgo de problemas cardíacos.
  • Medicamentos antipalúdicos. Algunos medicamentos que se usan frecuentemente para tratar la malaria, como la hidroxicloroquina (Plaquenil), también pueden ayudar a controlar el lupus. Los efectos secundarios consisten en malestar estomacal y, en muy raras ocasiones, daño en la retina del ojo.
  • Corticoesteroides. La prednisona y otros tipos de corticoesteroides pueden contrarrestar la inflamación causada por el lupus pero a menudo producen efectos secundarios a largo plazo, como aumento de peso, tendencia a la formación de hematomas, debilitamiento de los huesos (osteoporosis), presión arterial alta, diabetes y mayor riesgo de contraer infecciones. El riesgo de sufrir efectos secundarios aumenta cuando se aumentan las dosis y la duración de la terapia.
  • Inmunodepresores. Los medicamentos que inhiben el sistema inmunitario pueden ser útiles en los casos graves de lupus. Algunos ejemplos son la azatioprina (Imuran, Azasan), el micofenolato (CellCept), la leflunomida (Arava) y el metotrexato (Trexall). Algunos posibles efectos secundarios son mayor riesgo de infecciones, daño hepático, disminución de la fecundidad y mayor riesgo de padecer cáncer. El belimumab (Benlysta), un medicamento más nuevo, también reduce los síntomas del lupus en algunas personas. Algunos efectos secundarios son náuseas, diarrea y fiebre.
Nov. 18, 2014