A veces, la medicina alternativa o complementaria puede beneficiar a las personas con lupus. Sin embargo, esas terapias generalmente se utilizan con medicamentos convencionales. Analiza estos tratamientos con tu médico antes de iniciarlos por tu cuenta. Tu médico puede ayudarte a sopesar los riesgos y beneficios, y decirte si los tratamientos interferirán con tus medicamentos actuales contra el lupus.

Los tratamientos complementarios y alternativos contra el lupus comprenden los siguientes:

  • Dehidroepiandrosterona. Se ha demostrado que los suplementos que contienen esta hormona reducen la dosis de esteroides necesarios para estabilizar los síntomas en algunas personas que tienen lupus.
  • Aceite de pescado. Los suplementos de aceite de pescado contienen ácidos grasos omega 3 que pueden ser beneficiosos para las personas con lupus. Los estudios preliminares parecen ser prometedores, pero es necesario continuar investigando. Algunos de los efectos secundarios de los suplementos de aceite de pescado pueden ser náuseas, eructos y sabor a pescado en la boca.
  • Vitamina D. Hay algunas pruebas que sugieren que las personas con lupus pueden beneficiarse de la vitamina D complementaria.
Nov. 18, 2014