Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Junto con el médico elegirán el plan de tratamiento oncológico en función de varios factores, como tu estado general de salud, el tipo y el estadio del cáncer y tus preferencias. Las opciones suelen comprender uno o más tratamientos, entre ellos, la cirugía, la quimioterapia, la radioterapia o la terapia de medicamentos dirigidos.

En algunos casos, también puedes elegir no hacer ningún tratamiento. Por ejemplo, puedes decidir que los efectos secundarios del tratamiento no justifican los posibles beneficios. Cuando este sea el caso, el médico podría sugerir cuidados paliativos para tratar solamente los síntomas que provoca el cáncer, como el dolor o la dificultad para respirar.

Cirugía

Durante la cirugía, el cirujano trata de eliminar el cáncer de pulmón y un margen de tejido sano. Los procedimientos para eliminar el cáncer de pulmón son:

  • Resección en cuña para eliminar una pequeña parte del pulmón donde está el tumor más un margen de tejido sano
  • Resección segmentaria para eliminar una parte más grande del pulmón, pero no un lóbulo entero
  • Lobectomía para eliminar el lóbulo entero de un pulmón
  • Neumonectomía para eliminar un pulmón entero

Si te sometes a una cirugía, el cirujano también puede eliminar ganglios linfáticos del tórax, a fin de analizarlos en busca de signos de cáncer.

El cáncer de pulmón tiene riesgos, entre ellos el sangrado y la infección. Después de la cirugía de pulmón sentirás dificultad para respirar. Si se extirpa una parte del pulmón, el resto del tejido pulmonar se expandirá con el tiempo y podrás respirar sin tanta dificultad. El médico puede recomendarte un terapeuta respiratorio que te guiará con ejercicios de respiración para ayudarte con la recuperación.

Quimioterapia

La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas. Es posible que te administren uno o más medicamentos de quimioterapia a través de una vena del brazo (vía intravenosa) o por vía oral. Por lo general, se administra una combinación de medicamentos en una serie de tratamientos, durante un período de semanas a meses, con descansos en el medio, para que puedas recuperarte.

La quimioterapia se suele usar después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas que puedan haber quedado. También se puede usar antes de la cirugía para disminuir el tamaño de los tumores malignos y facilitar su extracción. En algunos casos, se puede usar la quimioterapia para aliviar el dolor y otros síntomas del cáncer avanzado.

Radioterapia

La radioterapia usa haces de energía de gran potencia, de fuentes como los rayos X o los protones, para destruir las células cancerosas. La radioterapia puede dirigirse al cáncer de pulmón desde afuera del cuerpo (radioterapia de haz externo) o se puede poner en el interior de agujas, semillas o catéteres para luego colocarla dentro del cuerpo, cerca del cáncer (braquirradioterapia).

La radioterapia se puede usar después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas que puedan quedar. También se puede usar como primer tratamiento para los tumores pulmonares malignos que no es posible eliminar durante la cirugía. Para las personas con cáncer de pulmón avanzado, se puede usar la radioterapia para aliviar el dolor y otros síntomas.

Para las personas con tumores pulmonares malignos muy pequeños, una opción puede ser la radioterapia corporal estereotáctica. Este tipo de radiación apunta muchos haces de radiación al cáncer de pulmón, desde diferentes ángulos. La radioterapia corporal estereotáctica se suele completar en una o en unas pocas sesiones de tratamiento. En algunos casos, se puede usar este abordaje en lugar de la cirugía, para los tumores pequeños.

Terapia con medicamentos dirigidos

Las terapias dirigidas son tratamientos oncológicos más recientes que funcionan dirigiendo los haces contra anomalías específicas en las células cancerosas. Los medicamentos de la terapia dirigida se suelen usar combinados con medicamentos de quimioterapia.

Las opciones de la terapia dirigida para tratar el cáncer de pulmón son:

  • Afatinib (Gilotrif)
  • Bevacizumab (Avastin)
  • Ceritinib (Zykadia)
  • Crizotinib (Xalkori)
  • Erlotinib (Tarceva)
  • Nivolumab (Opdivo)
  • Ramucirumab (Cyramza)

Algunas terapias dirigidas solo funcionan en personas que tienen células cancerosas con ciertas mutaciones genéticas. Las células cancerosas se analizarán en un laboratorio para ver si estos medicamentos pueden ayudarte.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de tratamientos oncológicos en fase experimental contra el cáncer de pulmón. Si los tratamientos oncológicos contra el cáncer de pulmón no dan resultado o si tus opciones de tratamiento son limitadas, tal vez te interese participar en un ensayo clínico.

Los tratamientos investigados en los ensayos clínicos pueden ser las últimas innovaciones, pero no garantizan la cura del cáncer. Evalúa las opciones de tratamiento junto con tu médico.

Tu participación en un ensayo clínico puede ayudar a los médicos a entender mejor cómo tratar el cáncer de pulmón en el futuro.

Cuidados paliativos

Las personas con cáncer de pulmón suelen tener signos y síntomas del cáncer, además de los efectos secundarios del tratamiento. La atención complementaria, también conocida como «cuidados paliativos», es un campo especializado de la medicina que consiste en trabajar con un médico para disminuir al mínimo los signos y síntomas.

El médico puede recomendarte que consultes con un equipo de cuidados paliativos poco después del diagnóstico, para asegurarse de que estés cómodo durante el tratamiento oncológico y después de este.

En un estudio, las personas con cáncer de pulmón avanzado de células no pequeñas que comenzaron a recibir atención complementaria poco después del diagnóstico, vivieron más tiempo que las personas que continuaron con los tratamientos, como la quimioterapia y la radiación. Los que recibieron atención complementaria informaron una mejoría en el humor y en la calidad de vida. En promedio, sobrevivieron casi tres meses más que quienes recibieron la atención estándar.

Tal vez te preocupe la idea de que recibir cuidados paliativos significa que no puedes hacer tratamientos agresivos contra el cáncer. Pero en lugar de reemplazar los tratamientos curativos, los cuidados paliativos complementan el tratamiento oncológico y aumentan la probabilidad de que completes los tratamientos.

Sept. 25, 2015