Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de pulmón. Algunos factores se pueden controlar, por ejemplo, dejar de fumar. Sin embargo, otros factores no se pueden controlar, como los antecedentes familiares.

Los factores de riesgo de cáncer de pulmón comprenden:

  • Fumar. El riesgo de cáncer de pulmón aumenta con la cantidad de cigarrillos que fumes por día y la cantidad de años que hayas fumado. Dejar de fumar a cualquier edad puede disminuir mucho el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.
  • Exposición al tabaquismo pasivo. Incluso si no fumas, el riesgo de cáncer de pulmón aumenta si estás expuesto como fumador pasivo.
  • Exposición al gas radón. El radón se produce por la descomposición natural del uranio en el suelo, las rocas y el agua y, con el tiempo, se vuelve parte del aire que respiras. Los niveles peligrosos de radón se pueden acumular en cualquier edificio, incluso en los hogares.

    Los kits de análisis de radón, que se pueden comprar en tiendas de artículos para reformas del hogar, pueden determinar si los niveles son seguros. Si se hallan niveles peligrosos, existen remedios disponibles.

  • Exposición a asbesto y otras sustancias cancerígenas. La exposición laboral al asbesto y otras sustancias que se demostró que producen cáncer (como el arsénico, el cromo y el níquel) también pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer de pulmón, sobre todo si eres fumador.
  • Antecedentes familiares de cáncer de pulmón. Las personas con un padre, hermano o hijo con cáncer de pulmón tienen un mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad.
Sept. 25, 2015