El liquen escleroso es una enfermedad poco frecuente que crea manchas blancas en la piel, la cual se vuelve más delgada de lo normal. El liquen escleroso puede afectar la piel de cualquier parte del cuerpo. Sin embargo, ataca con más frecuencia a la vulva, al prepucio del pene o a la piel alrededor del ano.

Cualquier persona puede tener liquen escleroso, aunque las mujeres posmenopáusicas tienen un riesgo alto.

En ocasiones, el liquen escleroso mejora solo y no necesitas tratamiento. Si no necesitas tratamiento, el médico puede sugerir opciones para devolver una apariencia más normal a la piel y disminuir la tendencia a la formación de cicatrices.

Sept. 03, 2015