Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las medidas de cuidado en el hogar para reducir el dolor y prevenir el daño comprenden:

  • Modificaciones en las actividades. Tu hijo debe evitar las actividades de alto impacto como correr o saltar, porque pueden aumentar el daño al hueso debilitado y empeorar los síntomas.
  • Analgésicos. Los medicamentos de venta libre como el paracetamol (Tylenol, otros) pueden ayudar a reducir el dolor. No le des aspirina a tu hijo, pues está vinculada a un trastorno poco frecuente pero grave llamado síndrome de Reye.
  • Calor o frío. Las compresas calientes o el hielo pueden ayudar a aliviar el dolor de cadera vinculado con la enfermedad de Legg-Calve-Perthes. El calor antes de hacer ejercicios de estiramiento puede ayudar a relajar los músculos tensos.
May 30, 2014