El síndrome de intestino irritable es un trastorno frecuente que afecta al intestino grueso (colon). El síndrome de intestino irritable con frecuencia provoca cólicos, dolor abdominal, hinchazón, gases, diarrea y estreñimiento. El síndrome de intestino irritable es un trastorno crónico que se tiene que controlar a largo plazo.

Si bien los signos y síntomas son molestos, el síndrome de intestino irritable (a diferencia de la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn, que son tipos de enfermedad intestinal inflamatorias) no produce alteraciones en el tejido intestinal, ni aumenta el riesgo de cáncer colorrectal.

Solamente una pequeña cantidad de personas con síndrome de intestino irritable tienen signos y síntomas graves. Algunas personas pueden controlar los síntomas con cambios en la dieta, el estilo de vida y con tratamiento del estrés. Otras personas necesitarán medicamentos y apoyo psicológico.

July 31, 2014