Descripción general

La invaginación es una afección grave en la que una parte del intestino se introduce en una porción adyacente del intestino. Este «efecto telescopio» suele bloquear el paso de alimentos y líquidos. La invaginación también bloquea el flujo sanguíneo a la porción del intestino afectada, lo que puede producir un desgarro (perforación) en el intestino, una infección o la muerte del tejido intestinal.

La invaginación es la causa más frecuente de oclusión intestinal en los niños menores de 3 años. Se desconoce la causa de la mayoría de los casos de invaginación en niños. Si bien es poco frecuente en los adultos, la mayoría de los casos de invaginación en adultos son el resultado de una afección no diagnosticada, por ejemplo un tumor.

En el casos de los niños, en general los intestinos pueden llevarse de vuelta a su posición mediante un procedimiento con rayos X. En el caso de los adultos, por lo general se necesita una cirugía para corregir el problema.

Síntomas

Niños

El primer signo de intususcepción en un lactante sin otras enfermedades puede ser un llanto fuerte y repentino causado por dolor abdominal. Los lactantes que tienen dolor abdominal pueden empujar sus rodillas hacia el pecho cuando lloran.

El dolor por intususcepción aparece y desaparece, generalmente cada 15 o 20 minutos al principio. Estos episodios dolorosos duran cada vez más y por más tiempo a medida que transcurre el tiempo.

Otros signos y síntomas frecuentes de la intususcepción incluyen:

  • Heces con sangre y mucosidad (a veces denominadas heces «jalea de grosella» debido a su apariencia)
  • Vómitos
  • Un bulto en el abdomen
  • Letargo
  • Diarrea
  • Fiebre

No todos manifiestan todos los síntomas. Algunos lactantes no tienen un dolor notorio y algunos niños no tienen heces con sangre ni un bulto en el abdomen. Otros niños tiene dolor pero no tienen los otros síntomas.

Adultos

Debido a que la intususcepción es poco frecuente en los adultos y los síntomas de la afección generalmente se asemejan a los síntomas de otros trastornos, es más difícil de identificar. El síntoma más frecuente es el dolor abdominal que aparece y desaparece. También puede haber náuseas y vómitos. A veces las personas tienen síntomas durante semanas antes de consultar con un médico.

Cuándo consultar con el médico

La intususcepción requiere atención médica de urgencia. Si tú o tu hijo manifiestan los signos o síntomas descriptos anteriormente, solicita atención médica de inmediato.

En los lactantes, recuerda que los signos de dolor abdominal pueden incluir episodios durante los que empujan las rodillas hacia el pecho y lloran.

Causas

El intestino tiene forma de tubo largo. En la invaginación, una parte del intestino (por lo general, el intestino delgado) se desliza dentro de una porción adyacente. A veces se denomina “efecto telescopio” porque es similar al mecanismo de plegado de un telescopio plegable.

En algunos casos, la invaginación se produce por un crecimiento anómalo en el intestino, por ejemplo, un pólipo o tumor, que se denomina “punto guía”. Las contracciones normales en forma de onda del intestino toman este punto guía y lo empujan, junto con el revestimiento del intestino, hacia la porción del intestino que está enfrente. En la mayoría de los casos, no se puede identificar la causa de la invaginación.

Niños

En la gran mayoría de los casos de invaginación en niños se desconoce la causa. Debido a que la invaginación parece ocurrir con mayor frecuencia durante el otoño y el invierno, y debido a que muchos niños con este problema también presentan síntomas de gripe, se sospecha que un virus podría tener incidencia en la afección. En ocasiones, se puede identificar el punto guía como la causa de la afección; en la mayoría de los casos, el punto guía es un divertículo de Meckel (un saco en el revestimiento del intestino delgado).

Adultos

En los adultos, la invaginación suele ser el resultado de una afección o un procedimiento médico, entre ellos:

  • Un pólipo o tumor
  • Tejido cicatricial en el intestino (adhesiones)
  • Cirugía para perder peso (bypass gástrico) u otras cirugías en el tubo intestinal
  • Inflamación generada por enfermedades, como la enfermedad de Crohn

Factores de riesgo

Entre los factores de riesgos de la invaginación intestinal se incluyen:

  • Edad. Los niños, en especial los niños más jóvenes, tienen más probabilidades de desarrollar invaginación intestinal que los adultos. Es la causa más frecuente de estreñimiento en los niños de entre seis meses y tres años.
  • Sexo. La invaginación intestinal afecta a los niños con mayor frecuencia.
  • Formación intestinal anómala en el nacimiento. La rotación intestinal anómala es una afección en la que el intestino no se desarrolla o rota correctamente, lo que aumenta el riesgo de invaginación intestinal.
  • Antecedentes de invaginación intestinal Si tuviste invaginación intestinal, tienes mayor riesgo de desarrollarla nuevamente.
  • Antecedentes familiares. Los hermanos de una persona que tuvo invaginación intestinal tienen mayor riesgo de padecer este trastorno.

Complicaciones

La invaginación puede interrumpir el flujo sanguíneo hacia la porción del intestino afectada. Si no se trata, la falta de irrigación provoca la muerte del tejido de la pared intestinal. La muerte del tejido puede provocar un desgarro (perforación) de la pared intestinal, lo que puede causar una infección del revestimiento de la cavidad abdominal (peritonitis).

La peritonitis es una afección potencialmente mortal que requiere atención médica inmediata. Entre los signos y síntomas de la peritonitis se incluyen:

  • Dolor abdominal
  • Hinchazón abdominal
  • Fiebre

La peritonitis puede hacer que el niño entre en choque. Entre los signos y síntomas de un choque se incluyen:

  • Piel húmeda, pegajosa y fría que puede verse pálida o grisácea
  • Pulso débil y rápido
  • Respiración anómala, que puede ser lenta y poco profunda o muy rápida
  • Ansiedad o agitación
  • Inquietud profunda

Un niño en choque puede estar consciente o inconsciente. Si sospechas que tu hijo entró en choque, busca atención médica de urgencia inmediatamente.