Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento de la isquemia intestinal consiste en restaurar un aporte suficiente de sangre al tubo digestivo. Las opciones varían según la causa e intensidad de la enfermedad.

Isquemia del colon

El médico puede recomendarte antibióticos para tratar o prevenir infecciones. Los médicos también pueden tratar una enfermedad preexistente, como insuficiencia cardíaca congestiva o latidos del corazón irregulares. Deberás suspender los medicamentos que provocan constricción de los vasos sanguíneos, tales como medicamentos para migrañas, medicamentos hormonales y algunos medicamentos para el corazón. La isquemia del colon también puede curarse por sí sola.

Si el colon está dañado, es posible que necesites cirugía para extraer el tejido muerto. O es posible que necesites cirugía para derivar una obstrucción en una de las arterias intestinales.

Isquemia aguda de la arteria mesentérica

La cirugía puede ser necesaria para eliminar un coágulo de sangre, para derivar la obstrucción de una arteria, o para reparar o extraer una sección dañada del intestino. El tratamiento también puede comprender antibióticos y medicamentos para prevenir la formación de coágulos, disolver coágulos o dilatar los vasos sanguíneos.

Si se hace una angiografía para diagnosticar el problema, puede ser posible extraer simultáneamente un coágulo de sangre o abrir una arteria estrechada con la angioplastia. La angioplastia consiste en el uso de un balón inflado en el extremo de un catéter para comprimir los depósitos de grasa y estirar la arteria, de manera que se forme un trayecto más amplio para que fluya la sangre. También puede colocarse en la arteria un tubo metálico parecido a un resorte (stent) para mantenerla abierta.

Isquemia crónica de la arteria mesentérica

El tratamiento consiste en restaurar la irrigación sanguínea al intestino. El cirujano puede derivar las arterias obstruidas o ensanchar las arterias estrechadas con la angioplastia o mediante la colocación de un stent.

Isquemia debida a trombosis venosa mesentérica

Si los intestinos no muestran signos de daño, es probable que debas tomar medicación anticoagulante durante unos tres a seis meses. Si las pruebas muestran que tienes un trastorno de coagulación de la sangre, es probable que debas tomar anticoagulantes de por vida. Los anticoagulantes ayudan a prevenir la formación de coágulos. Si hay porciones del intestino que muestran signos de daño, es posible que necesites una cirugía para extraer la sección dañada.

Aug. 15, 2015