Algunos factores que pueden aumentar los riesgos de sufrir isquemia intestinal son los siguientes:

  • Acumulación de depósitos de grasa en las arterias (ateroesclerosis). Si has padecido otras enfermedades causadas por la ateroesclerosis, como disminución del flujo sanguíneo al corazón (enfermedad de las arterias coronarias), a las piernas (enfermedad vesicular periférica) o a las arterias que van hacia el corazón (enfermedad de las arterias carótidas), tienes un mayor riesgo de padecer isquemia intestinal. Tener más de 50 años, fumar y tener presión arterial alta, diabetes o colesterol alto aumentan el riesgo de sufrir ateroesclerosis.
  • Problemas de presión arterial. Tener presión arterial que sea demasiado alta o demasiado baja aumenta el riesgo de padecer isquemia intestinal.
  • Problemas de corazón. El riesgo de sufrir isquemia intestinal se ve aumentado en el caso de que sufras insuficiencia cardíaca congestiva o tengas latidos del corazón irregulares como fibrilación auricular.
  • Medicamentos. Ciertos medicamentos pueden aumentar el riesgo de sufrir isquemia intestinal, entre ellos las píldoras anticonceptivas y los medicamentos que provocan que los vasos sanguíneos se dilaten o contraigan, como determinados medicamentos para las alergias o para la migraña.
  • Problemas de coagulación. Las enfermedades y los trastornos que aumentan el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos pueden aumentar el riesgo de padecer isquemia intestinal. Algunos ejemplos son anemia de células falciformes y síndrome antifosfolipídico.
  • Uso de drogas ilegales. El consumo de cocaína y metanfetamina se ha asociado a la isquemia intestinal.
Aug. 15, 2015