Diagnóstico

El médico revisará tu historia clínica y tus antecedentes familiares; evaluará tus signos y síntomas; y te hará una exploración física. Es posible que te solicite varias pruebas para diagnosticar la cardiomiopatía hipertrófica.

Es probable que te recomiende que te hagas una prueba de imágenes llamada «ecocardiograma» para diagnosticar la cardiomiopatía hipertrófica. Esta prueba le permite ver a tu médico si el músculo del corazón es grueso de forma anormal, si el flujo sanguíneo está obstruido y si las válvulas del corazón se mueven normalmente.

Los tipos de ecocardiografía son los siguientes:

  • Ecocardiograma transtorácico. En esta prueba, se presiona con firmeza un dispositivo (transductor) contra la piel. El transductor apunta un haz de ultrasonido al corazón a través del pecho y produce imágenes en movimiento del funcionamiento del corazón.
  • Ecocardiograma transesofágico. En un ecocardiograma transesofágico, los médicos guían un tubo flexible que contiene un transductor por la garganta hasta el interior del tubo que comunica la boca con el estómago (esófago). Desde allí, el transductor puede obtener imágenes más detalladas del corazón. El médico puede recomendarte esta prueba si es difícil obtener una imagen clara del corazón con un ecocardiograma estándar o si quiere examinar la válvula mitral con mayor detalle. Esta prueba se realiza en muy pocas personas que padecen una cardiomiopatía hipertrófica.

Es posible que tu médico te pida pruebas adicionales para buscar otros efectos de la cardiomiopatía hipertrófica y para ayudar a determinar el tratamiento más adecuado para tu enfermedad. Estas pruebas adicionales son:

  • Electrocardiograma. Los cables (electrodos) de los parches adheridos a la piel miden los impulsos eléctricos del corazón. Un electrocardiograma sirve para detectar si hay agrandamiento de las cavidades cardíacas y anormalidades del ritmo cardíaco.
  • Prueba de esfuerzo en cinta. Se controla el ritmo cardíaco, la presión arterial y la respiración mientras caminas en una cinta. El médico puede recomendarte una prueba de esfuerzo en cinta para evaluar síntomas, calcular tu capacidad de ejercicio y determinar si este provoca ritmos cardíacos anormales. A veces, las pruebas de esfuerzo en cinta se realizan con una ecocardiografía si tienes síntomas de cardiomiopatía hipertrófica, pero un ecocardiograma en reposo no muestra obstrucción en el flujo sanguíneo. Por lo general, esta prueba se usa en personas que tienen una cardiomiopatía hipertrófica.
  • Monitor Holter. Es posible que utilices un ecocardiograma portátil que registra la actividad del corazón constantemente durante uno o dos días. A menudo, esta prueba se realiza en personas que tienen una cardiomiopatía hipertrófica.
  • Resonancia magnética cardíaca. La resonancia magnética cardíaca utiliza campos magnéticos y ondas de radio para crear imágenes del corazón. Por lo general, la resonancia magnética cardíaca se usa además de la ecocardiografía en la evaluación de personas que tienen una cardiomiopatía hipertrófica.
  • Cateterismo cardíaco. En este procedimiento, el catéter se inserta en un vaso sanguíneo, por lo general, del cuello o de la ingle. Después, el catéter desciende con cuidado hasta las cavidades cardíacas con la guía de una máquina de rayos X. Además de medir la presión del corazón, el cateterismo cardíaco se utiliza para obtener imágenes radiográficas (angiogramas) del corazón y de los vasos sanguíneos. Se inyecta un tinte a través del catéter para ayudar a visualizar el corazón y los vasos sanguíneos. Es poco frecuente que se utilice esta prueba para diagnosticar la cardiomiopatía hipertrófica.

Análisis de detección familiar

Si tienes un familiar directo —padre, hermano o hijo— que padece una cardiomiopatía hipertrófica, los médicos pueden recomendarte que te hagas un análisis para detectar si tienes la enfermedad. Los médicos te explicarán los resultados de los análisis, al igual que los riesgos y beneficios de los análisis genéticos. Existen dos tipos de análisis:

  • Análisis genéticos. Es posible que los análisis genéticos no aporten una respuesta final porque las causas genéticas de la cardiomiopatía hipertrófica no se conocen en su totalidad. Solo entre el 50 y el 60 por ciento de las familias que sufren de cardiomiopatía hipertrófica presentan una mutación detectable, y es posible que ciertas compañías de seguro no cubran los análisis genéticos.

    Sin embargo, si por medio de los análisis genéticos se logra detectar un gen anormal en tu familia, el resto de tus familiares podrá enterarse de que existe un riesgo de cardiomiopatía hipertrófica. Se recomienda que consultes con un asesor en genética, para que te ayude a determinar si la realización de análisis genéticos es una opción adecuada en tu caso.

  • Ecocardiografía. Cuando no se realicen análisis genéticos o los resultados no aporten datos útiles, si tienes algún familiar que sufre de cardiomiopatía hipertrófica es posible que el médico te recomiende hacerse una ecocardiografía en forma periódica. Los adolescentes y los deportistas de competición deben realizarse análisis una vez por año. Los adultos que no practiquen deportes de competición deben realizarse análisis una vez cada cinco años.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir la muerte súbita por ataque cardíaco entre las personas de alto riesgo. El tratamiento específico varía según la gravedad de los síntomas. El médico conversará contigo acerca de cuál es el tratamiento más adecuado para tu enfermedad.

Algunas de las opciones son:

  • Medicamentos. Es posible que te administren medicamentos para relajar el músculo del corazón y disminuir la frecuencia cardíaca, para que el corazón pueda bombear la sangre en forma más eficiente. Puede que tu médico te administre betabloqueantes, como metoprolol (Lopressor, Toprol), propranolol (Inderal, Innopran XL) o atenolol (Tenormin), bloqueadores de los canales de calcio, como verapamil (Verelan, Calan, Covera-HS) o diltiazem (Cardizem, Tiazac, Dilacor XR), o medicamentos para controlar el ritmo cardíaco, como amiodarona (Cordarone, Pacerone) o disopiramida (Norpace).

    Si presentas fibrilación auricular, es posible que el médico te recete anticoagulantes tales como warfarina (Coumadin, Jantoven), dabigatrán (Pradaxa), rivaroxaban (Xarelto) o apixaban (Eliquis) para reducir el riesgo de que se formen coágulos sanguíneos.

  • Miectomía septal. La miectomía septal es un procedimiento a corazón abierto por el cual el cirujano elimina parte del tabique engrosado y agrandado que separa los ventrículos. La eliminación de parte de este músculo agrandado mejora el flujo sanguíneo y reduce la insuficiencia de la válvula mitral. Los cirujanos pueden emplear distintos abordajes para este procedimiento, que varían según la ubicación del músculo cardíaco engrosado. En ocasiones, los cirujanos pueden efectuar simultáneamente la reparación de la válvula mitral con la miectomía.

    Puede que te recomienden una miectomía si los medicamentos no alivian tus síntomas. La mayor parte de las personas que se someten a la miectomía no presentan más síntomas. La miectomía septal está disponible únicamente en los centros médicos especializados en el tratamiento de la cardiomiopatía hipertrófica.

  • Ablación septal. La ablación septal supone destruir una pequeña parte del músculo cardíaco engrosado con una inyección de alcohol que se administra en la arteria que abastece de sangre a esa área, por medio de una sonda larga y fina (catéter). Este procedimiento puede mejorar tus síntomas. Las posibles complicaciones de este procedimiento comprenden el bloqueo auriculoventricular (una interrupción del sistema eléctrico del corazón) que requiere la implantación de un marcapasos.
  • Desfibrilador cardioversor implantable. Es posible que los médicos recomienden la utilización de un desfibrilador cardioversor implantable si presentas trastornos del ritmo cardíaco (arritmias) que pueden poner en riesgo tu vida, como taquicardia ventricular o fibrilación ventricular. El desfibrilador cardioversor implantable es un pequeño dispositivo que controla los latidos del corazón. Se implanta en el pecho como un marcapasos.

    Si se produce una arritmia que podría poner en riesgo tu vida, el desfibrilador cardioversor implantable administra descargas eléctricas calibradas con exactitud para restablecer el ritmo cardíaco normal. Puede que tu médico recomiende el uso de un desfibrilador cardioversor implantable si padeces de cardiomiopatía hipertrófica y presentas riesgo de muerte súbita por ataque cardíaco a causa de anomalías en el ritmo cardíaco.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Lifestyle and home remedies

Ciertos cambios de estilo de vida pueden reducir el riesgo de complicaciones relacionadas con la cardiomiopatía hipertrófica. Tu médico puede recomendarte cambios en tu estilo de vida, entre ellos:

  • Nivel de actividad física. Por lo general, se desaconseja que las personas con cardiomiopatía hipertrófica practiquen deportes competitivos. Gran cantidad de personas con cardiomiopatía hipertrófica pueden practicar ejercicio de intensidad leve a moderada como parte de un estilo de vida saludable. Pídele orientación a tu médico.
  • Sigue una dieta saludable. Seguir una dieta saludable es una parte importante de cuidar la salud de tu corazón.
  • Mantén un peso saludable. Mantener un peso saludable ayuda a prevenir que tu corazón sufra esfuerzo excesivo y reduce los riesgos de salud vinculados con la cirugía u otros procedimientos.
  • Consumo de alcohol. Si tienes síntomas o antecedentes de ritmos cardíacos anormales provocados por el alcohol, consulta con tu médico para que te oriente acerca de los niveles seguros de consumo de alcohol. Consumir alcohol en exceso puede ocasionar irregularidades en el ritmo cardíaco y agravar la obstrucción del flujo sanguíneo en tu corazón.
  • Toma tus medicamentos. Asegúrate de tomar los medicamentos según lo recetado por tu médico.
  • Realiza consultas médicas periódicamente. Es posible que tu médico recomiende que hagas consultas de seguimiento periódicas para evaluar tu enfermedad. Informa a tu médico si tienes síntomas nuevos o si empeoran los que ya tienes.

Embarazo

Las mujeres con cardiomiopatía hipertrófica, por lo general, pueden llevar adelante embarazos normales. Sin embargo, si presentas síntomas o complicaciones vinculadas con la cardiomiopatía hipertrófica, es posible que tu médico te indique que consultes con un especialista en la atención de mujeres con enfermedades de alto riesgo durante el embarazo.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Recibir un diagnóstico de cardiomiopatía hipertrófica puede generar una variedad de emociones difíciles de sobrellevar. Al igual que muchas personas con esta enfermedad, es posible que experimentes sentimientos de dolor, temor y enojo. Estas respuestas son naturales para los cambios de estilo de vida que supone tu diagnóstico.

Para enfrentar tu enfermedad:

  • Reduce el estrés. Busca la forma de reducir el estrés.
  • Busca apoyo. Obtén el apoyo de tus familiares y amigos.
  • Sigue las recomendaciones de tu médico sobre los cambios en tu estilo de vida. Los cambios saludables de estilo de vida, como seguir una dieta saludable y mantener un peso saludable, pueden ayudarte a vivir con la enfermedad.

Preparación para la consulta

Pueden derivarte a un médico que se especializa en el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades cardíacas (cardiólogo). La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

  • Descubre si necesitas seguir alguna restricción previa a la consulta, como cambios en el nivel de actividad o en tu dieta.
  • Anota tus síntomas y durante cuánto tiempo los has tenido.
  • Lleva una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos.
  • Anota tu información médica clave, incluso otras enfermedades diagnosticadas.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle a tu médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamientos pueden ayudar?
  • ¿Qué riesgos representa mi enfermedad cardíaca?
  • ¿Con qué frecuencia es necesario hacer consultas de seguimiento?
  • ¿Es necesario que limite mis actividades?
  • ¿Es necesario que mis hijos u otros familiares cercanos se hagan análisis para detectar esta enfermedad? ¿Debería consultar con un asesor en genética?
  • ¿De qué manera mis otras enfermedades o los medicamentos que tomo pueden afectar mi problema cardíaco?

Además de las preguntas que hayas preparado, no dudes en hacerle al médico más preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede darte tiempo para repasar los puntos a los que quieres dedicarles más tiempo. Te puede preguntar lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a sentir los síntomas por primera vez y qué tan intensos son?
  • ¿Los síntomas han cambiado con el tiempo? Si es así, ¿cómo?
  • ¿El ejercicio o el esfuerzo físico hacen que los síntomas empeoren?
  • ¿Te desmayaste alguna vez?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de enfermedades del corazón?

Qué puedes hacer mientras tanto

Antes de la consulta, pregunta a tus familiares si a algún pariente le diagnosticaron cardiomiopatía hipertrófica o si tuvo muerte súbita sin causa aparente. Ayudará a que tu médico sepa todos los detalles posibles sobre tus antecedentes médicos familiares.

Si ejercitarte empeora tus síntomas, evita el ejercicio extenuante hasta que veas al médico y recibas recomendaciones específicas en materia de ejercicios.

Aug. 10, 2017
References
  1. Maron MS, et al. Overview of hypertrophic cardiomyopathy management including treatment of special problems (Descripción general del tratamiento de la cardiomiopatía hipertrófica, como también del tratamiento de problemas especiales). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  2. AskMayoExpert. What tests are needed to confirm the diagnosis of hypertrophic cardiomyopathy (HCM) and what is the role of genetic testing? (¿Qué pruebas se necesitan para confirmar el diagnóstico de cardiomiopatía hipertrófica y cuál es el papel de los análisis genéticos?). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  3. Bonow RO, et al. Braunwald’s Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine (Enfermedad cardíaca de Braunwald: un libro sobre medicina cardiovascular). 9.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  4. Ferri FF. Ferri’s Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2015: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  5. Jacoby DL, et al. Hypertrophic cardiomyopathy: Diagnosis, risk stratification and treatment (Cardiomiopatía hipertrófica: diagnóstico, estratificación de riesgos y tratamiento). Canadian Medical Association Journal (Revista de la Asociación Médica Canadiense). 2013;185:127.
  6. Gersh BJ, et al. 2011 ACCF/AHA guideline for the diagnosis and treatment of hypertrophic cardiomyopathy: Executive summary: A report of the American College of Cardiology Foundation/American Heart Association Task Force on practice guidelines (Pautas de la ACCF/AHA en materia de diagnóstico y tratamiento de la cardiomiopatía hipertrófica: resumen ejecutivo. Informe del grupo de trabajo de la Fundación del Colegio Estadounidense de Cardiología/Asociación Americana del Corazón sobre las pautas prácticas). Circulation (Circulación). 2011;124:2761.
  7. Hypertrophic cardiomyopathy (Cardiomiopatía hipertrófica). American Heart Association (Asociación Americana del Corazón). http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/Cardiomyopathy/Hypertrophic-Cardiomyopathy_UCM_444317_Article.jsp. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  8. Maron MS, et al. Clinical manifestations, diagnosis, and evaluation of hypertrophic cardiomyopathy (Manifestaciones clínicas, diagnóstico y evaluación de la cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  9. Maron MS. Atrial fibrillation in patients with hypertrophic cardiomyopathy (Fibrilación auricular en pacientes con cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de diciembre de 2014.
  10. Maron MS. Genetics of hypertrophic cardiomyopathy (Genética de la cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  11. Elliott PM, et al. Ventricular arrhythmias and sudden cardiac arrest in hypertrophic cardiomyopathy (Arritmias ventriculares y muerte súbita por paro cardíaco en la cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de diciembre de 2014.
  12. Maron MS. Medical therapy in hypertrophic cardiomyopathy (Tratamiento médico de la cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de noviembre de 2014.
  13. Maron MS. Nonpharmacologic therapy of outflow obstruction in hypertrophic cardiomyopathy (Tratamiento no farmacológico de obstrucciones del flujo eferente en la cardiomiopatía hipertrófica). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 11 de diciembre de 2014.
  14. Maron BJ, et al. Hypertrophic cardiomyopathy: Present and future, with translation into contemporary cardiovascular medicine (Cardiomiopatía hipertrófica: presente y futuro con proyección a la medicina cardiovascular contemporánea). Journal of the American College of Cardiology (Revista del Colegio Estadounidense de Cardiología). 2014;64:83.
  15. Said SM, et al. Surgical treatment of hypertrophic cardiomyopathy. Expert Review of Cardiovascular Therapy (Tratamiento quirúrgico de la cardiomiopatía hipertrófica. Opinión de un experto sobre el tratamiento cardiovascular). 2013;11:617.
  16. Prevention and treatment of cardiomyopathy (Prevención y tratamiento de la cardiomiopatía). American Heart Association (Asociación Americana del Corazón). http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/More/Cardiomyopathy/Prevention-and-Treatment-of-Cardiomyopathy_UCM_444176_Article.jsp. Último acceso: 12 de diciembre de 2014.
  17. Living with cardiomyopathy (Vivir con cardiomiopatía). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (National Heart, Lung, and Blood Institute). http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/cm/livingwith. Último acceso: 12 de diciembre de 2014.
  18. Pelliccia A, et al. Risk of sudden cardiac death in athletes (Riesgo de muerte súbita por ataque cardíaco en deportistas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de diciembre de 2014.
  19. Cook AJ. Decision Support System (Sistema de apoyo para tomar decisiones). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de junio de 2014.
  20. Dearani JA, et al. Surgery insight: Septal myectomy for obstructive hypertrophic cardiomyopathy — The Mayo Clinic experience (Perspectiva quirúrgica: miectomía septal para el tratamiento de la cardiomiopatía hipertrófica obstructiva. La experiencia de Mayo Clinic). Nature Clinical Practice Cardiovascular Medicine (Práctica clínica de Nature sobre medicina cardiovascular). 2007;4:503.
  21. Golden AK. Decision Support System (Sistema de apoyo para tomar decisiones). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 1 de diciembre de 2014.
  22. U.S. News Best Hospitals 2014-15 (Mejores hospitales de 2014-15 según U.S. News). U.S. News & World Report. http://health.usnews.com/best-hospitals/rankings. Último acceso: 29 de diciembre de 2014.
  23. Ommen SR (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 13 de enero de 2015.
  24. Constans DM. Echo Report Yearly Volumes (Volúmenes anuales de informes de ecocardiografía). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Último acceso: 12 de enero de 2015.
  25. Kirklin JW, et al. Surgical relief of diffuse subvalvular aortic stenosis (Tratamiento quirúrgico de la estenosis aórtica subvalvular difusa). Circulation (Circulación). 1961;24:739.

Conéctate con otras personas

Novedades, conexiones y conversaciones para tu salud

Publicaciones recientes