La hiperhidrosis es la sudoración anormal excesiva que no necesariamente está relacionada con temperaturas altas o ejercicio. Puedes sudar tanto que se te empapa la ropa o gotea por tus manos. Además de interrumpir las actividades diarias normales, la hiperhidrosis puede ocasionar ansiedad social y vergüenza.

El tratamiento para la hiperhidrosis, generalmente, implica el uso de antitranspirantes fuertes recetados que se aplican en las zonas afectadas. En raras ocasiones, puede encontrarse una causa oculta y tratarse. En caso de hiperhidrosis persistente, es posible que debas probar diferentes medicamentos u otras terapias. En casos graves, el médico puede recomendarte cirugía para extraer las glándulas sudoríparas o desconectar los nervios responsables de la sobreproducción de sudor.

Aug. 18, 2015