Vacuna contra el VPH: Quién la necesita y cómo funciona

¿Quién necesita la vacuna contra el VPH? ¿Cuántas dosis? ¿Cuáles son los efectos secundarios? Obtén respuestas a estas preguntas y más.

By Mayo Clinic Staff

La mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino están asociados con el virus del papiloma humano (VPH), una infección de transmisión sexual. La inmunización extendida con la vacuna contra el VPH podría reducir el impacto del cáncer de cuello uterino en todo el mundo. A continuación, lo que necesitas saber sobre la vacuna contra el VPH.

¿Qué hace la vacuna contra el VPH?

Diversas cepas del VPH se transmiten por contacto sexual y están asociadas con la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino. Son tres las vacunas contra el VPH que cuentan con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (Food and Drug Administration, FDA): Cervarix es solo para niñas, mientras que Gardasil y Gardasil 9 pueden usarse para niñas y niños. Gardasil 9 les ofrece a las niñas protección contra un mayor número de cepas del VPH que pueden causar cáncer de cuello uterino.

Las tres vacunas pueden prevenir la mayoría de los casos de cáncer de cuello uterino si se administran antes de que una niña o mujer se exponga al virus. Además, las tres vacunas pueden prevenir el cáncer de vagina y de vulva en mujeres, y las vacunas Gardasil y Gardasil 9 pueden prevenir las verrugas genitales y el cáncer de ano tanto en mujeres como en hombres.

En teoría, vacunar a los niños contra los tipos de VPH asociados con el cáncer de cuello uterino también podría proteger a las niñas contra el virus al disminuir las posibilidades de transmisión. Ciertos tipos de VPH también están vinculados con el cáncer de boca y de garganta. Por lo tanto, la vacuna contra el VPH probablemente ofrezca algo de protección contra estos tipos de cáncer también.

¿Para quiénes es la vacuna contra el VPH y cuándo debe administrarse?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan administrar de manera rutinaria la vacuna contra el VPH a niñas y niños de 11 o 12 años, aunque algunas organizaciones recomiendan comenzar con la vacuna a los 9 o 10 años. Es ideal que las niñas y los niños reciban la vacuna antes de que tengan contacto sexual y se expongan al VPH porque una vez que una persona se infecta con el virus, la vacuna tal vez no sea tan eficaz o directamente podría no funcionar.

Según las investigaciones, recibir la vacuna a una edad temprana no tiene relación con el inicio de la actividad sexual. Además, la reacción a la vacuna es mejor en edades tempranas.

En octubre de 2016, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizaron el calendario de la vacuna contra el VPH y recomendaron que todos los niños y adolescentes de 9 a 14 años recibieran 2 dosis de la vacuna con una separación de por lo menos 6 meses, en lugar del calendario de 3 dosis anteriormente recomendado.

Los adolescentes y los adultos jóvenes que comienzan con la serie de vacunas más adelante, entre los 15 y los 26 años, deben continuar recibiendo 3 dosis de la vacuna.

¿Quiénes no deben recibir la vacuna contra el VPH?

La vacuna contra el VPH no se recomienda para embarazadas o para personas que estén moderada o gravemente enfermas. Cuéntale al médico si tienes alguna alergia grave, incluida una alergia a la levadura o al látex. Además, si tuviste una reacción alérgica potencialmente mortal a cualquiera de los componentes de la vacuna o a una dosis previa de la vacuna, no debes recibir la vacuna.

¿La vacuna contra el VPH ofrece beneficios si la persona ya es sexualmente activa?

Sí. Incluso si ya tuviste una cepa del VPH, podrías beneficiarte con la vacuna porque puede protegerte contra otras cepas que aún no hayas tenido. Sin embargo, ninguna de las vacunas puede tratar una infección por VPH existente. Las vacunas te protegen solo contra cepas específicas del VPH a las cuales no te hayas expuesto todavía.

Nov. 04, 2016