Los agentes de acción central, también llamados «inhibidores adrenérgicos centrales», sirven para tratar varias afecciones, como la presión arterial alta, la abstinencia de drogas y los sofocos. Obtén más información sobre estos medicamentos.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los medicamentos de acción central disminuyen la frecuencia cardíaca y reducen la presión arterial. Actúan evitando que el cerebro envíe señales al sistema nervioso para que acelere el ritmo cardíaco y estreche los vasos sanguíneos. En consecuencia, el corazón no bombea con tanta fuerza y la sangre fluye más fácilmente por los vasos sanguíneos.

Los agentes de acción central también reciben el nombre de «inhibidores adrenérgicos centrales», «agonistas alfa centrales» y «agonistas centrales». Existen varios agentes de acción central. El mejor para ti depende de tu salud y de la enfermedad que estás tratando.

Los ejemplos de agentes de acción central son:

  • Clonidina (Catapres, Kapvay)
  • Guanfacina (Intuniv, Tenex)
  • Metildopa

Los médicos recetan agentes de acción central para evitar, tratar o mejorar los síntomas en trastornos como:

  • Presión arterial alta
  • Trastorno de déficit de atención con hiperactividad (TDAH)
  • Sofocos
  • Abstinencia de drogas
  • Síndrome de Gilles de la Tourette

Esos medicamentos pueden tener efectos secundarios intensos, por lo que no se usan con frecuencia. Los efectos secundarios comprenden:

  • Fatiga
  • Somnolencia o sedación
  • Mareos
  • Impotencia
  • Estreñimiento
  • Frecuencia cardíaca anormalmente lenta
  • Sequedad de boca
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre

Suspender de manera abrupta el uso de algunos agentes de acción central puede causar un aumento repentino y peligroso de la presión arterial. No suspendas la toma de estos medicamentos sin hablar con tu médico.

June 28, 2016