Esta gráfica de presión arterial puede ayudarte a entender si tu presión está a un nivel saludable o si necesitas hacer algo para mejorar tus números.

Los resultados de tomar la presión entran en cuatro categorías generales, que van de normal a la etapa 2 de presión arterial (hipertensión). El nivel de tu presión arterial determina qué clase de tratamiento puedes necesitar. Para que tu medida de presión arterial sea precisa, tu doctor deberá evaluar los resultados basándose en el promedio de dos o más tomas de presión durante tres o más consultas.

Aquí damos un vistazo a las cuatro categorías de presión arterial y lo que significan para ti. Si tus resultados entran en dos categorías diferentes, tu categoría correcta para la presión arterial es la más alta. Por ejemplo, si tus resultados son 125/95 milímetros de mercurio (mm Hg), estás en la etapa 1 de hipertensión.

Número más alto (presión sistólica) en mm Hg Número más bajo (presión diastólica) en mm Hg Tu categoría* Qué hacer †

*Los límites pueden ser más bajos para los niños y los adolescentes. Habla con el pediatra si estás preocupado que tu hijo pueda tener presión alta.

†Nota: Estas recomendaciones se basan en la presión alta si es el único problema de salud. Si también tienes enfermedades cardíacas, diabetes, enfermedad renal crónica o algunas otras enfermedades, quizás debas hacer un tratamiento más agresivo para tu presión alta.

Menos de 120 y menos de 80 Presión normal Mantiene o adopta un estilo de vida sano.
Entre 120 y 139 o entre 80 y 89 Prehipertensión Mantiene o adopta un estilo de vida sano.
Entre 140 y 159 o entre 90 y 99 Etapa 1 de hipertensión Mantiene o adopta un estilo de vida sano. Si no logras tu meta en cuanto a la presión arterial en más o menos un mes, habla con tu doctor sobre la necesidad de tomar medicamentos.
160 o más alta o 100 o más alta Etapa 2 de hipertensión Mantiene o adopta un estilo de vida sano. Habla con tu doctor sobre la necesidad de tomar medicamentos.

Si eres un adulto sano, menor de 60, o si tienes enfermedad renal crónica o enfermedad de las arterias coronarias, la meta para tu tratamiento es tener menos de 140/90 mm Hg. Si eres un adulto sano, de 60 años o mayor, la meta de tu tratamiento es tener menos de 150/90 mm Hg.

Si tu presión es normal, mantener o adoptar un estilo de vida sano puede prevenir o demorar la aparición de la presión alta u otros problemas de salud. Si tu presión no es normal, un estilo de vida sano — a veces junto con medicación — puede ayudar a controlarla y reducir tu riesgo de complicaciones peligrosas para tu vida.

Feb. 21, 2015