Las grasas trans elevan tu colesterol LDL (el "malo") y bajan tu colesterol HDL (el "bueno"). Infórmate más sobre las grasas trans y cómo evitarlas.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Muchos doctores consideran que las grasas trans son el peor tipo de grasa que puedes comer. A diferencia de otras grasas en los alimentos, las grasas trans — que también se conocen como ácidos grasos trans — a la vez elevan tu colesterol LDL (el "malo") y bajan tu colesterol HDL (el "bueno").

Un nivel alto de colesterol LDL combinado con un nivel bajo de colesterol HDL aumenta tus riesgos de enfermedades cardíacas, que es la causa más importante de muerte para hombres y mujeres. Lo que sigue es más información sobre las grasas trans y cómo evitarlas.

Algunas carnes y ciertos productos lácteos contienen pequeñas cantidades de grasas trans que ocurren en forma natural. Pero la mayor parte de las grasas trans se forma a través de un proceso industrial que agrega hidrógeno al aceite vegetal, lo que hace que el aceite se vuelva sólido a temperatura ambiente.

Es menos probable que este aceite parcialmente hidrogenado se eche a perder, por lo que la comida que se prepara usándolo puede conservarse por largo tiempo sin deterioro. Algunos restaurantes usan aceite vegetal parcialmente hidrogenado en sus canastas para freír porque no hay que cambiarlo con tanta frecuencia como con otros aceites.

La forma fabricada de las grasas trans, que se conoce como aceite parcialmente hidrogenado, se encuentra en una variedad de alimentos, incluyendo:

  • Repostería. La mayoría de los pasteles, galletas, masa para pastel y galletas saladas contienen shortening, que usualmente se hace de aceite vegetal parcialmente hidrogenado. El baño de azúcar que se vende preparado es otra fuente de grasas trans.
  • Tentempiés. PLos chips hechos de papa, maíz y tortilla con frecuencia contienen grasas trans. Y mientras que las palomitas de maíz pueden ser un tentempié saludable, muchos tipos de palomitas empaquetados o para microondas usan grasas trans para ayudar a cocinar o dar sabor.
  • Comidas fritas. Las comidas que requieren ser sumergidas en aceite para freírlas — papas fritas, roscas fritas y pollo frito— pueden contener grasas trans del aceite usado para cocinarlas.
  • Masa refrigerada. Los productos de repostería enlatados, como los bollos y roscas de canela, con frecuencia contienen grasas trans, así como la masa para pizza congelada.
  • Crema en polvo y margarina. La crema en polvo no láctea para café y la margarina en barra también pueden contener aceites vegetales parcialmente hidrogenados.

En los Estados Unidos, si un alimento contiene menos de 0.5 gramos de grasas trans en una porción, la etiqueta puede indicar 0 gramos de grasas trans. Estas grasas trans ocultas pueden sumarse con rapidez, especialmente si comes varias porciones de diferentes alimentos que contienen menos de 0.5 gramos por porción.

Cuando revises la etiqueta para ver si hay grasas trans, también busca en la lista de ingredientes el aceite vegetal parcialmente hidrogenado — lo que indica que el alimento contiene algunas grasas trans, aunque la cantidad esté por debajo de 0.5 gramos.

Las grasas trans, particularmente la variedad fabricada que se encuentra en el aceite vegetal parcialmente hidrogenado, parece no tener ningún beneficio para la salud. El Departamento de Agricultura recomienda consumir tan pocas grasas trans como sea posible..

FDA (la Administración de Medicamentos y Alimentos) ha determinado que el aceite vegetal parcialmente hidrogenado ya no “se reconoce generalmente como seguro” y que se debe dejar de producir paulatinamente en los próximos años.

Los médicos se preocupan sobre las grasas trans por sus efectos dañinos sobre tus niveles de colesterol — aumentan tu colesterol LDL y reducen tu colesterol HDL. Hay dos tipos principales de colesterol:

  • Lipoproteína de baja densidad (LDL). El colesterol LDL, o el colesterol "malo", puede formarse en las paredes de tus arterias, endurecerlas y estrecharlas.
  • Lipoproteína de alta densidad (HDL). El colesterol HDL, o el colesterol "bueno", recoge el exceso de colesterol y lo lleva de vuela al hígado.

Si los depósitos grasos dentro de tus arterias se desgarran o se rasgan quizás se forme un coágulo de sangre que puede bloquear el flujo sanguíneo a una parte de tu corazón, lo que causará un ataque cardíaco, o a una parte de tu cerebro, lo que puede causar un accidente cerebrovascular.

No creas que si un alimento no tiene grasas trans, automáticamente será bueno para ti. Los fabricantes de alimentos han comenzado a sustituir las grasas trans con otros ingredientes. Algunos de estos ingredientes, como los aceites de origen tropical — de coco, de corazón de palma y aceites de palma — contienen mucha grasa saturada. La grasa saturada eleva tu colesterol LDL.

En una dieta saludable, un 25 a 35 por ciento del total de tus calorías diarias puede provenir de la grasa — pero la grasa saturada debe sumar menos del 10 por ciento del total de tus calorías diarias.

La grasa monoinsaturada — que se encuentra en los aceites de oliva, de cacahuate, y de canola —es una opción más saludable que las grasas saturadas. Las nueces, el pescado y otros alimentos que contienen ácidos grasos omega-3 insaturados son otras buenas opciones de alimentos con grasa monoinsaturada.

June 19, 2015