Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La mayoría de las personas con hernia de hiato no experimentan ningún signo ni síntoma y no necesitan tratamiento. Si tienes signos y síntomas, como ardor de estómago recurrente y reflujo ácido, es posible que necesites un tratamiento que puede consistir en medicamentos o cirugía.

Medicamentos para el ardor de estómago

Si tienes ardor de estómago y reflujo ácido, el médico puede recomendarte medicamentos como los siguientes:

  • Antiácidos que neutralizan el ácido estomacal. Los antiácidos de venta libre, como Gelusil, Maalox, Mylanta, Rolaids y Tums, pueden brindar un alivio rápido.
  • Medicamentos para disminuir la producción de ácido. Los medicamentos llamados «bloqueantes de los receptores H2» comprenden cimetidina (Tagamet HB), famotidina (Pepcid AC), nizatidina (Axid AR) y ranitidina (Zantac 75). Existen versiones más fuertes de estos medicamentos disponibles en presentaciones de venta con receta.
  • Medicamentos que bloquean la producción de ácido y curan el esófago. Los inhibidores de la bomba de protones bloquean la producción de ácido y le dan tiempo al tejido esofágico dañado para curarse.

    Los inhibidores de la bomba de protones de venta libre comprenden el lansoprazol (Prevacid 24 HR) y el omeprazol (Prilosec OTC). Existen versiones más fuertes de estos medicamentos disponibles en presentaciones de venta con receta.

Cirugía para reparar una hernia de hiato

En pocos casos, es posible que se necesite una cirugía para la hernia de hiato. La cirugía se reserva generalmente para situaciones de urgencia, que no son frecuentes, y para personas a las que los medicamentos no las ayudan a aliviar el ardor de estómago y el reflujo ácido.

Una operación de hernia de hiato puede implicar empujar el estómago hacia abajo en el abdomen y reducir el tamaño de la abertura en el diafragma, reconstruir el esfínter esofágico débil o quitar el saco herniario.

En algunos casos, la cirugía se realiza mediante una única incisión en la pared torácica (toracotomía) o en el abdomen (laparotomía). En otros casos, el cirujano puede insertar una cámara pequeña y herramientas quirúrgicas especiales a través de pequeñas incisiones en el abdomen. Luego se realiza la operación mientras el cirujano mira las imágenes del interior del cuerpo que se muestran en un monitor de video (cirugía laparoscópica).

Feb. 03, 2015