Los signos y síntomas de la hemofilia varían según el nivel de factores de coagulación. Si el nivel de tus factores de coagulación se encuentra levemente reducido, es posible que sangres solo después de una cirugía o de un traumatismo. Si tu insuficiencia es grave, puedes experimentar sangrado espontáneo.

Los signos y síntomas del sangrado espontáneo son los siguientes:

  • Sangrado excesivo sin causa aparente por cortes o por lesiones, o después de una cirugía o de un arreglo dental
  • Muchos hematomas grandes o profundos
  • Sangrado inusual después de las vacunas
  • Dolor, hinchazón u opresión en las articulaciones
  • Sangre en la orina o en las heces
  • Sangrado nasal sin causa conocida
  • En los bebés, irritabilidad sin causa aparente

Los signos y síntomas de emergencia de la hemofilia son los siguientes:

  • Dolor repentino, hinchazón y calor en articulaciones grandes, como las rodillas, los codos, las caderas y los hombros, así como en los músculos de los brazos y de las piernas
  • Sangrado de una lesión, en particular, si tienes una forma grave de hemofilia
  • Dolor de cabeza intenso y prolongado
  • Vómitos reiterados
  • Fatiga extrema
  • Dolor de cuello
  • Visión doble

Cuándo consultar al médico

El sangrado prolongado después de la circuncisión puede ser el primer indicio de hemofilia en un bebé varón. En el caso de los niños que no están circuncidados, tener hematomas con facilidad cuando el niño adquiere una mayor movilidad puede llevar a este diagnóstico. El primer episodio de sangrado suele ocurrir cuando el niño tiene 2 años.

Si tu hijo tiene hematomas con facilidad, consulta con el médico. Si tu hijo presenta sangrado intenso que no se puede detener después de una lesión, busca atención médica de emergencia.

Si estás embarazada o consideras la posibilidad de estarlo y tienes antecedentes familiares de hemofilia, habla con tu médico. Es posible que te derive a un especialista en genética médica o en trastornos hemorrágicos, quien puede ayudarte a determinar si eres portadora de hemofilia. Si lo eres, es posible determinar durante el embarazo si el feto se ve afectado por la hemofilia.

Sept. 26, 2014