Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Para evitar el sangrado excesivo y proteger las articulaciones, haz lo siguiente:

  • Haz ejercicio regularmente. Las actividades como nadar, andar en bicicleta y caminar pueden aumentar la masa muscular y proteger las articulaciones. Los deportes de contacto —como el fútbol americano, el hockey o la lucha libre— no son seguros para las personas que tienen hemofilia.
  • Evita determinados analgésicos. Los medicamentos que pueden agravar el sangrado son la aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin u otros). En cambio, utiliza paracetamol (Tylenol u otros), que es una alternativa segura para aliviar el dolor leve.
  • Evita los medicamentos anticoagulantes. Los medicamentos que impiden que la sangre coagule son la heparina, la warfarina (Coumadin), el clopidogrel (Plavix) y el prasugrel (Effient).
  • Ten una buena higiene dental. La meta es prevenir las extracciones dentales que pueden provocar un sangrado excesivo.
  • Protege a tu hijo de lesiones que podrían provocarle sangrado. Las rodilleras, las coderas, los cascos y los cinturones de seguridad pueden ayudar a prevenir lesiones por caídas y otros accidentes. En tu hogar, no tengas muebles con puntas filosas.
Sept. 26, 2014