Cómo prepararse antes de su cita

Escrito por personal de Mayo Clinic

Puede que te deriven a un médico que se especializa en trastornos del aparato digestivo (gastroenterólogo).

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta, como por ejemplo no comer alimentos sólidos el día antes de la consulta.
  • Toma nota de tus síntomas, incluso los que puedan parecer no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Haz una lista de todos tus medicamentos, vitaminas y suplementos.
  • Anota tu información médica más importante, incluso otras enfermedades.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Pídele a un familiar o amigo que te acompañe, para que te ayude a recordar lo que te diga el médico.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle a tu médico

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme? ¿Estas pruebas requieren alguna preparación especial?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles?
  • ¿Debería eliminar o agregar algún alimento de mi dieta?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cómo puedo controlar mejor estas afecciones de manera conjunta?

Además de las preguntas que hayas preparado para hacerle al médico, no dudes en hacerle otras durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede darte tiempo para repasar los puntos a los que quieres dedicarles más tiempo. Te puede preguntar lo siguiente:

  • ¿Cuándo comenzaste a sentir los síntomas por primera vez y qué tan intensos son?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué cosas, si las hubiera, parecen mejorar o empeorar tus síntomas? ¿Empeoran después de las comidas o cuando te recuestas?
  • ¿Tus síntomas te despiertan de noche?
  • ¿En ocasiones la comida o material ácido retorna al fondo de tu garganta?
  • ¿Tienes náuseas o vómitos?
  • ¿Tienes dificultad al tragar?
  • ¿Has aumentado o perdido peso?

Qué puedes hacer mientras tanto

Prueba cambios de estilo de vida para controlar los síntomas hasta que veas a tu médico. Por ejemplo, evita alimentos que te causan ardor de estómago y evita comer al menos dos horas antes de ir a dormir.

Aug. 07, 2014