Me gustaría mejorar la salud de mi corazón, pero me preocupa no tener la motivación para inscribirme a un gimnasio o hacer grandes cambios en mi dieta. ¿Pueden darme algún consejo?

Answers from Rekha Mankad, M.D.

Es grandioso que quieras mejorar la salud de tu corazón. Pero no pienses que tienes que hacer grandes cambios para tener efectos en la salud de tu corazón. Incluso los pasos pequeños y básicos pueden tener efectos importantes.

Una de las mejores formas de disminuir el riesgo de padecer una enfermedad del corazón ocurre cuando pasas de llevar un estilo de vida sedentario y de pronto comienzas a ser activo durante al menos una hora a la semana. Obviamente, entre más activo seas, mejor. Pero únicamente una hora de actividad en el transcurso de una semana hace una diferencia.

Los profesionales de la salud en Mayo Clinic han desarrollado el Plan de Mayo Clinic para el Corazón Saludable. El plan completo se encuentra dentro del libro "Mayo Clinic Healthy Heart for Life!" Pero uno de los mensajes clave es que incluso los pequeños pasos pueden hacer una gran diferencia.

Algunos de estos pasos para empezar se encuentran en la sección "Inicio Rápido” de dos semanas del libro llamado "Eat 5, Move 10, Sleep 8." A continuación te ofrecemos un resumen del inicio rápido de Mayo Clinic Healthy Heart Plan:

  • Come 5. Come cinco porciones de frutas y verduras al día para estimular la salud de tu corazón. Comienza por comer el desayuno e incluye al menos una porción de frutas o verduras. Toma refrigerios de verduras o frutas entre comidas. Haz un esfuerzo consciente de incluir frutas y verduras en tus comidas diarias. No te preocupes demasiado por los alimentos que no deberías comer; sólo trabaja en comer cinco o más porciones de frutas y verduras al día.
  • Muévete 10. Incorpora al menos 10 minutos de actividad física moderadamente intensa a lo que haces cada día. Las recomendaciones seguras del gobierno sugieren 30 minutos o más, pero en esencia incluso 10 minutos hacen la diferencia. Por ejemplo, únicamente de 60 a 90 minutos a la semana de actividad física pueden reducir hasta la mitad el riesgo de que padezcas una enfermedad del corazón. Es un gran beneficio de un pequeño compromiso de tu parte. No tiene que ser muy complejo — sube las escaleras, camina, simplemente mantente en movimiento. A medida que te haces más activo, puedes intentar aumentar tu cantidad total de actividad cada día.
  • Duerme 8. El sueño de calidad es bueno para tu corazón. Puede ser un reto hacer tiempo para dormir bien, pero es importante hacerlo. Durante dos semanas intenta tener ocho horas de sueño bueno y de calidad cada noche. Sí, las necesidades de sueño de cada persona varían ligeramente, pero ocho es un buen número para tener como meta.

Todos estos consejos — Come 5, muévete 10, duerme 8 — están destinados para que los pruebes durante dos semanas antes de que empieces un plan de corazón saludable más establecido. Pero no hay nada de malo en continuar con este inicio rápido por periodos más largos. Considera probar otros planes de dieta y ejercicio acreditados que ofrecen la American Heart Association y las agencias gubernamentales. El punto es empezar con algo y mantenerlo.

With

Rekha Mankad, M.D.

Dec. 24, 2014