¿Puede el humo de cigarrillo que se inhala de otros fumadores aumentar el riesgo de padecer un ataque cardíaco?

Answers from Richard D. Hurt, M.D.

La exposición al humo del cigarrillo de otros fumadores es un factor de riesgo para los ataques cardíacos. Si inhalas el humo de cigarrillo de otros fumadores, las células sanguíneas que se encargan de la coagulación (plaquetas) se tornan más pegajosas, por lo cual la sangre es más propensa a coagularse. A raíz de esto, es posible que se forme un coágulo que puede bloquear alguna arteria, lo cual provocaría un ataque cardíaco o un accidente cerebrovascular.

Este humo también causa disfunción endotelial, por lo cual las arterias no pueden dilatarse. Esta afección se relaciona con la mayoría de las enfermedades cardiovasculares, como hipertensión, enfermedad de las arterias coronarias, insuficiencia cardíaca crónica, enfermedad arterial periférica, diabetes e insuficiencia renal crónica.

Las sustancias químicas presentes en el humo del cigarrillo también irritan el recubrimiento de las arterias, por lo que estas se inflaman. Esta inflamación puede estrecharlas, lo cual aumenta el riesgo de que se produzca un ataque cardíaco.

En numerosos estudios se ha comprobado que los índices de ataques cardíacos disminuyen en las áreas donde se aprueban leyes que prohíben fumar. Si fumas, la mejor manera de reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco es dejar de hacerlo. Si usualmente estás rodeado por fumadores, incentívalos para que dejen de fumar o que fumen en espacios abiertos. De este modo, se reducirá la cantidad de humo que inhalan los demás. Esto es muy importante si ya has tenido un ataque cardíaco o te han diagnosticado alguna cardiopatía.

With

Richard D. Hurt, M.D.

Feb. 18, 2015 See more Expert Answers