Desfibriladores automáticos externos: ¿Necesitas uno?

Un DAE puede salvar tu vida en caso de un paro cardíaco. Considera las ventajas y desventajas para ver si deberías conseguir uno.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si alguna vez has mirado un programa sobre médicos en la TV, probablemente has visto a alguien que está por morir que es reanimado por un doctor que grita: "¡Despejen!" antes de darle un choque de electricidad al pecho.

Pero este tipo de procedimiento no se limita al hospital. Puede hacerse en casa si tienes un desfibrilador automático externo (DAE). Los DAE para usar en casa pueden comprarse sin receta. La cuestión es si este aparato puede serte útil.

Los DAE no son para todo el mundo. Puede revivirte sólo si presentas el tipo de problema con el ritmo cardíaco que este aparato puede corregir. Y en algunas circunstancias, otros procedimientos de emergencia como la reanimación cardiopulmonar (RCP) puede salvar una vida tan bien como choques de un DAE.

Considera las ventajas y desventajas de tener un DAE. Luego tú y tu doctor pueden decidir si vale la pena comprar el aparato para usarlo en casa.

¿Cuándo es necesario usar un DAE?

El paro cardíaco generalmente ocurre cuando la actividad eléctrica de tu corazón se interrumpe y los latidos se hacen muy rápidos (taquicardia ventricular) o caóticos (fibrilación ventricular). A causa de este ritmo cardíaco caótico y con frecuencia irregular (arritmia) tu corazón deja de latir efectivamente y no puede bombear la sangre de manera adecuada.

Durante un paro cardíaco, tu cerebro y otros órganos vitales rápidamente sienten la falta de la sangre y el oxígeno y nutrientes que lleva, que son esenciales para la continuación de la vida. Lo mejor será restaurar el ritmo de tu corazón cuanto antes.

La reanimación cardiopulmonar (RCP) es un paso vital en el proceso de salvar una vida. Por un corto tiempo puede hacer que la sangre continúe fluyendo a tu corazón y a tu cerebro.

Pero con frecuencia only la desfibrilación puede restaurar el ritmo normal de corazón y en último término salvarte la vida. Esto es verdad especialmente si experimentas un tipo de ritmo anormal del corazón conocido como fibrilación ventricular.

Si estás experimentando fibrilación ventricular y hay un DAE a mano, otra persona puede usrlo y conectarlo fácilmente a tu pecho para revisar el ritmo de tu corazón. Si el ritmo puede tratarse con un choque eléctrico, el DAE automáticamente envía una corriente eléctrica al músculo de tu corazón.

Este choque podría hacer que tu corazón volviera al ritmo normal, y probablemente salvaría tu vida. Si usas un DAE con alguien, todavía es esencial que llames al 911 o al número local de servicios de emergencia para que te ayuden. Recuerda comenzar RCP antes de encender el DAE, y continuar con RCP luego del choque si aún se necesita.

Food and Drug Administration (Administración de Medicamentos y Alimentos) ha aprobado un DAE para usar en casa sin receta médica. Como es de venta libre, no necesitas una receta del médico para comprarlo.

El único desfibrilador automático externo aprobado para usar en casa sin receta médica es el Desfibrilador Philips HeartStart para uso en casa. El DAE HeartStart puede usarse en niños de 8 años en adelante que pesen por lo menos 55 libras (25 kg).

Pero el uso para niños requiere un cartucho para almohadilla separado para bebés y niños. Aunque no sea necesaria una receta del médico para comprar el DAE, se necesita una para el cartucho para almohadilla para niños y bebés.

Cómo funcionan los DAE

Un DAE es un aparato que se puede fijar a tu pecho. Con un sensor, registra el ritmo de tu corazón durante el paro cardíaco y, en algunos casos, te da un choque eléctrico para que comience a latir otra vez.

El DAE para usar en casa viene con un video corto con instrucciones que muestra cómo usar el aparato y hacer el mantenimiento. Cuando compres el aparato deberás mirar el video y también debes repasarlo en forma periódica para refrescarte la memoria en cuanto a cómo usar el DAE.

En una emergencia, el DAE te guiará. Te dará instrucciones habladas que te guíen paso a paso para ayudarte con el proceso. Te explica cómo revisar la respiración y el pulso de la persona, y cómo colocar las almohadillas con los electrodos en su pecho.

Una vez que las almohadillas se han colocado, el DAE automáticamente m ide el ritmo del latido de la persona y determina si es necesario un choque eléctrico. Si lo es, la máquina le dice al usuario que se aleje y le da instrucciones para oprimir un botón para dar el choque.

El DAE también guía al usuario con el RCP. El proceso puede repetirse según sea necesario hasta que el personal de emergencia se haga cargo.

April 18, 2014 See more In-depth