La pérdida de cabello puede afectar solo el cuero cabelludo o todo el cuerpo. Puede ser consecuencia de factores hereditarios, cambios hormonales, una afección o medicamentos. Cualquier persona —tanto hombres como mujeres y niños— puede experimentar pérdida del cabello.

Por lo general, la calvicie alude a la pérdida de cabello excesiva en el cuero cabelludo. La causa más frecuente de calvicie es el factor hereditario junto con la edad. Algunas personas prefieren dejar que la calvicie siga su curso sin tratarla ni intentar ocultarla. Otras pueden taparla con peinados, maquillaje, sombreros o bufandas. Incluso otras eligen uno de los tratamientos disponibles para evitar que continúe la pérdida de cabello y restaurar su crecimiento.

Antes de iniciar un tratamiento para la pérdida del cabello, habla con tu médico acerca de la causa de la pérdida del cabello y sobre las mejores opciones de tratamiento.

La pérdida del cabello puede aparecer de muchas maneras diferentes, según cuál sea su causa. Puede aparecer de repente o de forma gradual y puede afectar solo el cuero cabelludo o todo el cuerpo. Algunos tipos de pérdida del cabello son temporales y otros, permanentes.

Los signos y síntomas de la pérdida del cabello son:

  • Pérdida gradual en la parte superior de la cabeza. Este es el tipo más frecuente de pérdida del cabello que afecta tanto a hombres como a mujeres a medida que envejecen. En los hombres, el cabello suele comenzar a disminuir desde la frente en una línea que se asemeja a la letra «M». Por lo general, las mujeres mantienen la línea del cabello en la frente, pero se les ensancha la raya.
  • Calvas circulares o irregulares. A algunas personas les aparecen calvas lisas del tamaño de una moneda. Este tipo de pérdida del cabello, a menudo, solo afecta el cuero cabelludo, pero, a veces, también se da en la barba o en las cejas. En algunos casos, se puede sentir picazón o dolor antes de que el cabello se caiga.
  • Aflojamiento repentino del cabello. Un choque físico o emocional puede hacer que el cabello se afloje. Al peinarse o al lavarse el cabello, o, incluso, al dar un tirón suave, pueden desprenderse puñados de cabello. Este tipo de pérdida del cabello suele causar una disminución general de este, pero no zonas calvas.
  • Pérdida del cabello en todo el cuerpo. Algunas enfermedades y algunos tratamientos médicos, como la quimioterapia para el cáncer, pueden ocasionar la pérdida del cabello en todo el cuerpo. A menudo, el cabello vuelve a crecer.
  • Zonas de descamación que se extienden a todo el cuero cabelludo. Este es un signo de tiña. Puede estar acompañado de cabello quebradizo, enrojecimiento, hinchazón y, a veces, supuración.

Cuándo consultar al médico

Consulta al médico si tú o tu hijo están angustiados por la pérdida del cabello y desean hacer un tratamiento. También habla con tu médico si notas una pérdida del cabello repentina, irregular o más de lo normal al peinarte o al lavarte el cabello o el de tu hijo. La pérdida repentina del cabello puede indicar una enfermedad oculta que requiere tratamiento.

A la mayoría de las personas se les suelen caer entre 50 y 100 cabellos por día. Por lo general, esto no causa una disminución notable de la cantidad de cabello en el cuero cabelludo porque, al mismo tiempo, crece cabello nuevo. La pérdida del cabello ocurre cuando ese ciclo de crecimiento y de caída del cabello se interrumpe o cuando el folículo piloso se destruye y se reemplaza por tejido cicatricial.

Es posible que no se comprenda cabalmente la causa exacta de la pérdida del cabello, pero suele estar relacionada con uno o más de los siguientes factores:

  • Antecedentes familiares (factor hereditario)
  • Cambios hormonales
  • Enfermedades
  • Medicamentos

Antecedentes familiares (factor hereditario)

La causa más frecuente de la pérdida del cabello es una enfermedad hereditaria denominada «calvicie de patrón masculino» o «calvicie de patrón femenino». En general, ocurre de modo gradual y en patrones predecibles —entradas y zonas calvas en los hombres y disminución de la cantidad de cabello en las mujeres—.

El factor hereditario también afecta la edad en la que se comienza a perder el cabello, la velocidad con que se pierde y la extensión de la calvicie. La calvicie de patrón es más frecuente en los hombres y puede comenzar a manifestarse en la pubertad. Este tipo de pérdida del cabello puede implicar una disminución de la cantidad de cabello y una miniaturización (el cabello se vuelve blando, fino y corto).

Cambios hormonales y enfermedades

Hay múltiples enfermedades que pueden causar pérdida del cabello, entre ellas:

  • Cambios hormonales. Los cambios y los desequilibrios hormonales pueden causar pérdida temporal del cabello. Esto podría deberse al embarazo, al parto o al comienzo de la menopausia. Los niveles hormonales también se ven afectados por la glándula tiroides, por lo que los problemas de tiroides pueden causar pérdida del cabello.
  • Pérdida del cabello irregular. Este tipo de pérdida del cabello sin cicatrices se denomina «alopecia areata». Aparece cuando el sistema inmunitario del organismo ataca los folículos pilosos, lo que genera la pérdida repentina del cabello que deja manchas lisas y redondeadas en la piel.
  • Infecciones del cuero cabelludo. Las infecciones, como la tiña, pueden invadir el cabello y la piel del cuero cabelludo, lo que produce manchas escamosas y pérdida del cabello. Una vez que se tratan las infecciones, el cabello, por lo general, crece de nuevo.
  • Otros trastornos de la piel. Las enfermedades que causan alopecia cicatricial pueden dar lugar a la pérdida permanente en las zonas con cicatrices. Entre estas enfermedades, se encuentran el liquen plano, algunos tipos de lupus y la sarcoidosis.
  • Trastorno de arrancarse el pelo. Esta enfermedad, también denominada «tricotilomanía», hace que la persona que la padece tenga una necesidad irresistible de arrancarse el cabello, ya sea del cuero cabelludo, de las cejas o de otras zonas del cuerpo.

Medicamentos

La pérdida del cabello puede producirse por los medicamentos para el cáncer, la artritis, la depresión, los problemas cardíacos, la presión arterial alta y los anticonceptivos. El consumo de demasiada vitamina A también puede causar pérdida del cabello.

Otras causas de la pérdida del cabello

La pérdida del cabello también puede deberse a:

  • Radioterapia en la cabeza. Es posible que el cabello no vuelva a crecer como antes.
  • Un evento desencadenante. Muchas personas experimentan una disminución general de la cantidad del cabello varios meses después de un choque físico o emocional. Este tipo de pérdida del cabello es temporal. Algunos ejemplos de eventos desencadenantes son la pérdida de peso repentina o excesiva, la fiebre alta, una cirugía o la muerte de un familiar.
  • Ciertos peinados y tratamientos. El uso excesivo de productos para el cabello o los peinados que tiran del cabello, como las colas de caballo o las trenzas, pueden causar alopecia por tracción. Los tratamientos para el cabello con aceite caliente y las permanentes pueden generar la inflamación de los folículos pilosos y provocar la pérdida del cabello. Si se forman cicatrices, la pérdida del cabello puede ser permanente.

Existen varios factores que aumentan el riesgo de perder el cabello, entre ellos:

  • Antecedentes familiares
  • Edad
  • Mala nutrición
  • Determinadas enfermedades, como la diabetes y el lupus
  • Estrés

Es probable que primero le informes a tu médico de cabecera acerca de tus inquietudes. Él puede derivarte a un médico que se especialice en el tratamiento de problemas de la piel (dermatólogo).

Qué puedes hacer

  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te ayudará a aprovechar ese tiempo al máximo. Ordena las preguntas de la más importante a la menos importante, por si se acaba el tiempo. En el caso de la pérdida de cabello, algunas preguntas básicas para hacerle al médico son:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Existen otras causas posibles de mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Me volverá a crecer el cabello? ¿En cuánto tiempo?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar a un especialista? ¿Cuánto costará? ¿Mi seguro cubrirá la consulta con un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Tienes folletos u otro material impreso que me pueda llevar a casa?
  • ¿Qué sitios web recomiendas?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar preparado para responderlas puede ahorrarte tiempo para consultar sobre cualquier tema al que quieras dedicarle más tiempo. El médico puede preguntarte:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar la pérdida de cabello?
  • ¿La pérdida de cabello ha sido continua u ocasional?
  • ¿Notaste crecimiento de cabello deficiente, cabello quebradizo o desprendimiento de cabellos?
  • ¿La pérdida de cabello ha sido irregular o generalizada?
  • ¿Tuviste un problema similar en el pasado?
  • ¿Algún familiar cercano ha experimentado pérdida de cabello?
  • ¿Qué medicamentos o suplementos tomas habitualmente?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore la pérdida de cabello?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore la pérdida de cabello?

Antes de hacer un diagnóstico, es probable que el médico te haga una exploración física y te pregunte acerca de tu historia clínica y antecedentes familiares. También puede realizar análisis, como los siguientes:

  • Análisis de sangre. Esto puede ayudar a descubrir enfermedades relacionadas con la pérdida del cabello, como la enfermedad tiroidea.
  • Prueba de tracción. El médico tira suavemente de varios cabellos para ver cuántos salen. Esto ayuda a determinar la etapa del proceso de desprendimiento.
  • Biopsia del cuero cabelludo. El médico toma muestras de la piel o de algunos cabellos arrancados del cuero cabelludo para examinar las raíces del cabello. Esto puede ayudar a determinar si lo que está causando la pérdida del cabello es una infección.
  • Microscopia óptica. El médico utiliza un instrumento especial para examinar los cabellos recortados en las bases. La microscopia ayuda a descubrir posibles trastornos del tallo del cabello.

Existen algunos tratamientos eficaces para la pérdida del cabello. Pero, en algunos casos, la pérdida de cabello es irreparable. En algunas enfermedades, como en la alopecia circunscrita, el cabello puede volver a crecer sin tratamiento al cabo de un año.

Los tratamientos para la pérdida de cabello comprenden medicamentos, cirugía, terapia láser y pelucas o postizos. El médico puede recomendarte una combinación de estos abordajes para obtener resultados óptimos.

Los objetivos del tratamiento son favorecer el crecimiento del cabello, retrasar la pérdida de cabello u ocultarla.

Medicamentos

Si la pérdida de cabello se debe a una enfermedad sin diagnosticar, será necesario tratar esa enfermedad. Esto puede comprender medicamentos para reducir la inflamación e inhibir el sistema inmunitario, por ejemplo prednisona. Si lo que causa la pérdida de cabello es un medicamento específico, el médico puede recomendarte que dejes de usarlo durante al menos tres meses.

Existen medicamentos para tratar la calvicie de patrón. Dos medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) para tratar la pérdida de cabello son:

  • Minoxidil (Rogaine). Minoxidil es un líquido o espuma de venta libre que se frota en el cuero cabelludo dos veces al día para hacer que crezca el cabello y para evitar una mayor pérdida de cabello. Pueden usarlo los hombres y las mujeres. Con este tratamiento, a algunas personas les vuelve a crecer el cabello, pierden el cabello más lentamente o ambas cosas. El efecto llega a su pico a las 16 semanas y es necesario seguir aplicando la medicación para que siga teniendo efecto.

    Los posibles efectos secundarios comprenden irritación del cuero cabelludo, crecimiento de cabello no deseado en las zonas cercanas de la piel del rostro y las manos, y ritmo cardíaco acelerado (taquicardia).

  • Finasteride (Propecia). Este medicamento de venta bajo receta está disponible solo para hombres. Son píldoras que se toman diariamente. Muchos hombres que toman finasteride experimentan una disminución de la pérdida del cabello y a algunos les puede llegar a crecer cabello nuevo. Es necesario que seguir tomándolo para que siga haciendo efecto.

    Entre los efectos secundarios poco frecuentes del finasteride pueden mencionarse disminución del deseo sexual y la función sexual y mayor riesgo de contraer cáncer de próstata. Las mujeres que están embarazadas o pueden estarlo tienen que evitar tocar tabletas rotas o trituradas.

Cirugía

En el tipo más frecuente de pérdida de cabello irreparable, solo se ve afectada la parte superior de la cabeza. Con el trasplante de cabello o la cirugía reconstructiva se puede aprovechar al máximo el cabello que queda.

Durante este procedimiento, el cirujano extrae pequeños tapones de piel, cada uno con algunos pocos cabellos, de la parte posterior o de los lados del cuero cabelludo. Luego el cirujano implanta los tapones en las partes calvas del cuero cabelludo. Es posible que te pidan que tomes un medicamento para la pérdida del cabello antes y después de la cirugía para mejorar los resultados.

Los procedimientos quirúrgicos para tratar la calvicie son caros y pueden ser dolorosos. Los posibles riesgos comprenden infecciones y cicatrices.

Pelucas y postizos

Se recomienda probar con una peluca o un postizo como alternativa al tratamiento médico si no hay respuesta al tratamiento. Puede usarse para cubrir la pérdida de cabello irreparable o temporal. Existen pelucas y postizos de buena calidad y de aspecto natural.

Si la pérdida de cabello se debe a una enfermedad, es posible que el seguro cubra el costo de una peluca. Para comprar la peluca, necesitarás que tu médico te haga una receta.

Si estás bien alimentado, no está demostrado que sea útil tomar suplementos nutricionales.

Algunos estudios informan que el aceite de lavanda, combinado con aceites de tomillo, romero y madera de cedro, puede ser útil en los casos de pérdida de cabello irregular, que es causada por alopecia areata. Se necesitan más estudios.

Es posible que los siguientes consejos te ayuden a evitar los tipos de pérdida del cabello que pueden prevenirse:

  • Come una dieta equilibrada nutricionalmente.
  • Evita los peinados apretados, como trenzas, rodetes o colas de caballo.
  • Evita retorcer, tirar o frotar el cabello de forma compulsiva.
  • Trata el cabello con suavidad al lavarlo y peinarlo. Un peine de dientes anchos puede ayudar a evitar que tires del cabello.
  • Evita los tratamientos agresivos, como los rulos calientes, los rizadores, los tratamientos con aceite caliente y las permanentes.
July 06, 2016