Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las pruebas que ayudan a diagnosticar gota pueden ser:

  • Prueba de líquido sinovial. El médico puede usar una aguja para extraer líquido de la articulación afectada. Al examinarlo con un microscopio, el líquido sinovial puede revelar la presencia de cristales de urato.
  • Análisis de sangre. El médico podría recomendarte un análisis de sangre para medir los niveles de ácido úrico y creatinina en la sangre.

    Sin embargo, los análisis de sangre pueden ser confusos. Algunas personas tienen niveles de ácido úrico elevados, pero nunca tienen gota. Y algunas personas tienen signos y síntomas de gota, pero no tienen niveles inusuales de ácido úrico en la sangre.

  • Radiografías. Las radiografías de las articulaciones pueden ayudar a descartar otras causas de la inflamación articular.
  • Ecografía. Una ecografía musculoesquelética puede detectar cristales de urato en las articulaciones o en los tofos. Esta técnica es más utilizada en Europa que en los Estados Unidos.
  • Tomografía computarizada de doble energía. Este tipo de prueba por imágenes puede detectar la presencia de cristales de urato en una articulación, incluso si no está gravemente inflamada. Esta prueba no se realiza de manera rutinaria en la práctica clínica debido al costo y no se encuentra ampliamente disponible.
Nov. 10, 2015