Si los tratamientos para la gota no funcionan como lo esperabas, podría interesarte probar un enfoque alternativo. Antes de probar dicho tratamiento por tu cuenta, consulta con tu médico para evaluar los riesgos y beneficios, y saber si el tratamiento puede interferir con tu medicamento para la gota. Como no hay muchas investigaciones sobre terapias alternativas para la gota, en algunos casos no se conocen los riesgos.

Se han estudiado ciertos alimentos a fin de evaluar su potencial para disminuir los niveles de ácido úrico, tales como:

  • Café. Los estudios hallaron una asociación entre tomar café (tanto el común como el descafeinado) y bajos niveles de ácido úrico, aunque ningún estudio ha demostrado cómo ni por qué el café puede causar ese efecto.

    La evidencia disponible no es suficiente como para recomendar tomar café a quienes no lo hacen, pero podría dar indicios a los investigadores sobre nuevas formas de tratar la gota en el futuro.

  • Vitamina C. Los suplementos de vitamina C podrían reducir los niveles de ácido úrico en la sangre. Sin embargo, ningún estudio ha demostrado que la vitamina C afecte la frecuencia o la gravedad de los ataques de gota.

    Habla con tu médico acerca de cuál podría ser una dosis razonable de vitamina C. Y no olvides que puedes aumentar tu consumo de vitamina C al comer más vegetales y frutas, especialmente naranjas.

  • Cerezas. Las cerezas se han asociado con bajos niveles de ácido úrico en estudios, como así también a una menor cantidad de ataques de gota. Comer más cerezas y beber extracto de cereza puede ser un modo seguro de complementar tu tratamiento de gota, pero antes consulta con tu médico.

Otros tratamientos de medicina complementaria y alternativa podrían ayudarte a enfrentar el dolor causado por la gota hasta que disminuya o hasta que la medicación haga efecto. Por ejemplo, las técnicas de relajación, como los ejercicios de respiración profunda y la meditación, podrían ayudarte a no pensar en el dolor.

Nov. 10, 2015