Diagnóstico

Para determinar si la bacteria de la gonorrea está presente en tu cuerpo, el médico analizará una muestra de células. Las muestras se pueden recolectar de las siguientes maneras:

  • Análisis de orina. Este puede ayudarte a identificar la bacteria en la uretra.
  • Hisopado de la zona afectada. A través de un hisopado en la garganta, la uretra, la vagina o el recto, se puede recolectar la bacteria para identificarla en un laboratorio.

Para las mujeres, están disponibles los kits de pruebas caseras para gonorrea. Los kits de pruebas caseras incluyen hisopos vaginales para autoanalizarse y enviar las muestras a un laboratorio específico para análisis. Si prefieres, puedes optar por que te notifiquen por correo electrónico o mensaje de texto cuando estén listos los resultados. Luego podrás ver tus resultados en línea o recibirlos llamando a una línea telefónica sin costo.

Estudios de otras infecciones de transmisión sexual

El médico puede recomendarte estudios para detectar otras infecciones de transmisión sexual. La gonorrea aumenta el riesgo de estas infecciones, en particular, de clamidia, que suele acompañar a la gonorrea. También se recomienda hacerle pruebas de VIH a cualquier persona con diagnóstico de una infección de transmisión sexual. Según los factores de riesgo, también podría ser beneficioso hacer estudios de infecciones de transmisión sexual adicionales.

Tratamiento

Tratamiento de la gonorrea en adultos

Los adultos con gonorrea reciben un tratamiento con antibióticos. Debido a la aparición de nuevas cepas de neisseria gonorrhoeae resistentes a los medicamentos, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan tratar la gonorrea sin complicaciones solo con el antibiótico ceftriaxona, mediante inyecciones, junto con azitromicina (Zithromax, Zmax) o doxiciclina (Monodox, Vibramycin y otros), que son dos antibióticos de ingesta oral.

Hay investigaciones que indican que la gemifloxacina oral (Factive) o la gentamicina inyectable, junto con la azitromicina oral, ofrecen altas tasas de éxito en el tratamiento de la gonorrea. Este tratamiento puede útil en el tratamiento de personas alérgicas a los antibióticos de cefalosporina, por ejemplo ceftriaxona.

Tratamiento de gonorrea para parejas

Tu pareja también debe someterse a análisis y tratamiento para la gonorrea, incluso si no presenta signos ni síntomas. Tu pareja recibe el mismo tratamiento que tú. Incluso si recibiste tratamiento para la gonorrea, puedes volver a infectarte si tu pareja no recibió tratamiento.

Tratamiento de la gonorrea para bebés

Los bebés de madres con gonorrea reciben un medicamento en los ojos poco después de nacer, para prevenir una infección. Si presentan una infección en los ojos, los bebés pueden tratarse con antibióticos.

Preparación para la consulta

Si crees que tienes gonorrea, es probable que comiences por consultar a tu médico de cabecera o a un médico general. Si la gonorrea provoca complicaciones, es posible que te deriven a un especialista.

Debido a que las consultas pueden ser breves y a que siempre hay mucho que abarcar, es aconsejable ir bien preparado a la consulta. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, asegúrate de preguntar si hay algo que debes hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Toma nota de cualquier síntoma que tengas, incluso los que puedan parecer no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, así como también cualquier vitamina o suplemento, que estés tomando.
  • Anota preguntas para hacerle a tu médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo juntos. Ordena las preguntas de la más importante a la menos importante, por si se acaba el tiempo. En caso de gonorrea, algunas preguntas básicas para hacerle al médico incluyen las siguientes:

  • ¿Es la gonorrea la causa de mis síntomas?
  • ¿Qué tipos de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Debo someterme a examen para detectar otras infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Mi pareja debe someterse a un examen de detección de gonorrea?
  • ¿Cuánto debería esperar antes de reanudar la actividad sexual?
  • ¿Cómo puedo prevenir la gonorrea en el futuro?
  • ¿Cuáles son las complicaciones de la gonorrea a las que debería estar atento?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetó?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?
  • ¿Qué determinará si debo programar una visita de seguimiento?

Además de las preguntas que hayas preparado para hacerle al médico, no dudes en hacer más preguntas durante la consulta si te cuesta entender lo que dice el médico.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas. Estar listo para responderlas puede dejar más tiempo para repasar otros temas sobre los que quieres hablar. El médico puede preguntarte:

  • ¿Cuándo comenzaste a experimentar los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Qué tan intensos son los síntomas?
  • ¿Has estado expuesto a infecciones de transmisión sexual?

Qué puedes hacer mientras tanto

Abstente de tener relaciones sexuales hasta que veas a tu médico. Avisa a tus parejas sexuales que tienes signos y síntomas, para que consideren si realizarán una consulta con sus médicos para hacerse análisis.

Oct. 25, 2016
References
  1. WHO guidelines for the treatment of Neisseria gonorrhoeae (Pautas de la OMS para el tratamiento de neisseria gonorrhoeae). Organización Mundial de la Salud (World Health Organization). http://www.who.int/reproductivehealth/publications/rtis/gonorrhoea-treatment-guidelines/en/. Último acceso: 18 de septiembre de 2016.
  2. Morgan MK, et al. Gonorrhea (Gonorrea). Disease-a-month (Una enfermedad por mes). 2016;62:260.
  3. Skerlev M, et al. Gonorrhea: New challenges (Gonorrea: nuevos desafíos). Clinics in Dermatology (Dermatología clínica). 2014;32:275.
  4. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, et al. Sexually transmitted diseases treatment guidelines (Pautas para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual). Informe semanal de morbilidad y mortalidad (MMWR). 2015;64:1. http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr6403a1.htm. Último acceso: 18 de septiembre de 2016.
  5. Gonorrhea: CDC fact sheet (detailed version) (Gonorrea: hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades [versión detallada]). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/std/gonorrhea/stdfact-gonorrhea-detailed.htm. Último acceso: 18 de septiembre de 2016.
  6. Fajardo-Bernal L, et al. Home-based versus clinic-based specimen collection in the management of Chlamydia trachomatis and Neisseria gonorrhoeae infections (Recolección de especímenes basados en consultorios frente a recolección de especímenes basados en hogares en el tratamiento de infecciones por chlamydia trachomatis y neisseria gonorrhoeae). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de revisiones sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD011317.pub2/full. Último acceso: 20 de septiembre de 2016.
  7. Ferri FF. Gonorrhea (Gonorrea). En: Ferri's Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 18 de septiembre de 2016.