Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cuanto antes comiences el tratamiento, más rápido podrás retomar tus actividades habituales.

  • Descanso. Debes posponer tu partido de golf y demás actividades repetitivas hasta que el dolor desaparezca. Si retomas las actividades demasiado rápido, puedes empeorar tu situación.
  • Coloca hielo en la zona afectada. Aplícate compresas de hielo en el codo durante 15 a 20 minutos por vez, de tres a cuatro veces por día, durante varios días. Para proteger la piel, envuelve las compresas de hielo con una toalla delgada. Puede ayudar masajear la parte interna del codo con hielo durante 5 minutos por vez, 2 o 3 veces por día.
  • Toma analgésicos de venta libre. Prueba con ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros), naproxeno sódico (Aleve y otros) o paracetamol (Tylenol y otros).
  • Usa un dispositivo de inmovilización. El médico puede recomendarte que uses dispositivo de inmovilización elástico en el brazo afectado, lo que podría reducir la tensión de los músculos y de los tendones.
  • Elonga y fortalece la zona afectada. El médico puede sugerirte ejercicios de elongación y de fortalecimiento. La fisioterapia o la terapia ocupacional también pueden ser útiles. Un tipo de fortalecimiento (fortalecimiento excéntrico) que alarga el tendón de los músculos extensores de la muñeca se mostró particularmente eficaz para el tratamiento de la irritación crónica del tendón.
  • Reduce la carga de los tendones del codo. Envuélvete el codo con un vendaje elástico o usa una férula.
  • Retoma gradualmente tus actividades habituales. Cuando el dolor desaparezca, practica con el brazo los movimientos típicos del deporte o de la actividad que realices. Revisa tu swing de golf o de tenis con un instructor e implementa los ajustes necesarios.
  • Consulta con el médico si sería adecuado someterte a una cirugía. Es muy poco frecuente que se deba realizar una cirugía. Pero si tus signos y tus síntomas no responden al tratamiento conservador en un plazo de 6 a 12 meses, la cirugía puede convertirse en una opción. Un nuevo procedimiento consiste en la extracción mínimamente invasiva y guiada por ecografía del tejido cicatricial en la región del dolor tendinoso. Se necesitan más estudios.

Otros tratamientos que se utilizan son las inyecciones de corticoesteroides, que no han demostrado ser un tratamiento eficaz a largo plazo. Un tratamiento más novedoso que se está probando es el plasma rico en plaquetas. Esto consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre que se centrifuga y se inyecta en la zona dolorida. Se necesitan más estudios.

La mayoría de las personas se sentirán mejor con reposo, hielo y analgésicos. Según la gravedad de la afección, el dolor puede persistir por meses o años (aunque te lo tomes con calma y sigas las instrucciones con respecto a los ejercicios del brazo). A veces el dolor regresa o se vuelve crónico.

Aug. 25, 2015