Descripción general

El glioma es un tipo de tumor que se produce en el cerebro y la médula espinal. Los gliomas comienzan en las células de sostén viscosas (células gliales) que rodean las neuronas y las ayudan a funcionar.

Hay tres tipos de células gliales que pueden producir tumores. Los gliomas se clasifican según el tipo de célula glial involucrada en el tumor.

Los tipos de glioma comprenden:

  • Astrocitomas, entre ellos, astrocitoma, astrocitoma anaplásico y glioblastoma
  • Ependimomas, entre ellos, ependimoma anaplásico, ependimoma mixopapilar y subependimoma
  • Oligodendrogliomas, entre ellos, oligodendroglioma, oligodendroglioma anaplásico y oligoastrocitoma anaplásico

En función de su ubicación y velocidad de crecimiento, los gliomas pueden afectar la función cerebral y poner en riesgo la vida.

Los gliomas son los tipos más frecuentes de tumores cerebrales primarios.

El tipo de glioma que tengas ayuda a determinar tu tratamiento y pronóstico. En general, las opciones de tratamiento de los gliomas son, entre otras, la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia dirigida y los ensayos clínicos experimentales.

Descubre por qué Mayo Clinic es el mejor lugar para tu atención médica.

Síntomas

Los síntomas del glioma varían según el tipo de tumor, así como el tamaño, la ubicación y la tasa de crecimiento.

Algunos signos y síntomas frecuentes del glioma son:

  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vómitos
  • Confusión o deterioro de la función cerebral
  • Pérdida de memoria
  • Cambios en la personalidad o irritabilidad
  • Dificultad para mantener el equilibrio
  • Incontinencia urinaria
  • Problemas de la vista, como visión borrosa, visión doble o pérdida de visión periférica
  • Dificultades con el habla
  • Convulsiones, en especial en personas sin antecedentes

Cuándo consultar al médico

Pide una consulta con el médico si tienes signos y síntomas persistentes que te preocupan.

Causas

Como sucede con la mayoría de los tumores cerebrales primarios, no se conoce la causa exacta de los gliomas. Sin embargo, hay algunos factores que pueden aumentar el riesgo de tener un tumor cerebral.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo son:

  • Edad. El riesgo de sufrir un tumor cerebral aumenta con la edad. Los gliomas aparecen con más frecuencia en adultos de 60 a 80 años. Pero un tumor cerebral puede aparecer a cualquier edad. Ciertos tipos de gliomas, como los ependimomas y los astrocitomas pilocíticos, son más frecuentes en los niños y los adultos jóvenes.
  • Exposición a la radiación. Las personas que estuvieron expuestas a un tipo de radiación llamada «radiación ionizante» corren un mayor riesgo de padecer un tumor cerebral. Algunos ejemplos de radiación ionizante son la radioterapia usada para tratar el cáncer y la radiación causada por las bombas atómicas.

    No está demostrado que las formas más frecuentes de radiación, como los campos electromagnéticos de los tendidos eléctricos y la radiación de la radiofrecuencia de los teléfonos celulares y los hornos microondas aumenten el riesgo de tener gliomas.

  • Antecedentes familiares de glioma. El glioma no suele ser hereditario. Pero tener antecedentes familiares de glioma puede duplicar el riesgo de padecerlo. Algunos genes se asocian en cierta medida con el glioma, pero se necesitan muchos estudios para confirmar el vínculo entre esas variaciones genéticas y los tumores cerebrales.