Algunas personas que padecen infección por Giardia nunca tienen signos ni síntomas, aunque efectivamente tienen el parásito y pueden contagiarlo a otras personas a través de las heces. En las personas que contraen la enfermedad, los signos y síntomas suelen aparecen una a tres semanas después de la exposición, y pueden comprender:

  • Diarrea líquida y, a veces, con olor desagradable que puede alternar con heces blandas y grasosas
  • Fatigue or malaise
  • Calambres abdominales e hinchazón
  • Gases o flatulencia
  • Náuseas
  • Pérdida de peso

Los signos y síntomas de la infección por Giardia pueden durar entre dos y seis semanas, pero, en algunas personas, están presentes durante más tiempo o pueden volver.

Cuándo consultar al médico

Llama a tu médico si tienes heces sueltas, hinchazón abdominal y náuseas que duran más de una semana o si te deshidratas. Asegúrate de contarle al médico si corres riesgo de contraer una infección por Giardia, es decir, si tienes un hijo que está en un centro de cuidado infantil, si viajaste hace poco a una zona endémica o si tragaste agua de un lago o de un arroyo.

Oct. 13, 2015