Ningún medicamento ni vacuna puede prevenir la infección por Giardia, pero las precauciones sensatas pueden tener un gran efecto en disminuir las posibilidades de infectarte o de diseminar la infección a otros.

  • Lávate las manos. Esta es la mejor forma y la manera más simple de prevenir la mayoría de las infecciones. Lávate las manos después de ir al baño o de cambiar los pañales y antes de comer o de preparar la comida. Cuando no se dispone de agua y jabón, los desinfectantes a base de alcohol son una alternativa excelente.
  • Purifica el agua de las áreas silvestres. Evita tomar agua sin tratar de pozos, lagos, ríos, manantiales, estanques y arroyos poco profundos, a menos que primero la filtres o la hiervas durante 10 minutos a 158 °F (70 °C).
  • Mantén la boca cerrada. Trata de no tragar agua cuando estés nadando en piscinas, lagos o arroyos.
  • Consume agua embotellada. Cuando viajes a partes del mundo donde el suministro de agua tal vez no sea seguro, usa agua embotellada que tú mismo hayas abierto para beber y para lavarte los dientes. No consumas hielo, y evita las frutas y los vegetales crudos, aunque los hayas pelado tú mismo.
  • Mantén relaciones sexuales de manera más segura. Si practicas sexo anal, utiliza un preservativo cada vez que tengas relaciones. Evita el sexo oral y anal, a menos que estés completamente protegido.
Oct. 13, 2015