Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de padecer arteritis de células gigantes, entre ellos los siguientes:

  • Edad. La arteritis de células gigantes afecta solo a los adultos, y raramente a los menores de 50 años. La mayoría de las personas que tiene esta enfermedad experimenta los signos de alerta por primera vez entre los 70 y los 80 años.
  • Sexo. Las mujeres tienen dos veces más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  • Origen étnico y región geográfica. La arteritis de células gigantes es más frecuente entre las poblaciones blancas del norte de Europa o de ascendencia escandinava.
  • Polimialgia reumática. Padecer la polimialgia reumática genera un mayor riesgo de desarrollar arteritis de células gigantes.
  • Antecedentes familiares. A menudo la enfermedad es hereditaria.
Oct. 02, 2015