Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Cuando la arteritis de células gigantes se diagnostica y se trata de manera temprana, el pronóstico es generalmente excelente. Es probable que los síntomas mejoren rápidamente después de comenzar un tratamiento con corticoesteroides y que no te afecte la visión. En este caso, el mayor desafío, probablemente, sea lidiar con los efectos secundarios del medicamento. Las siguientes recomendaciones pueden ayudarte:

  • Sigue una dieta saludable. Comer bien puede ayudarte a prevenir problemas potenciales, como debilitamiento de los huesos, presión arterial alta y diabetes. Céntrate en las frutas frescas y en los vegetales, así como en los cereales integrales y en las carnes magras y el pescado, a la vez que limitas el consumo de sal, azúcar y alcohol. Asegúrate de incorporar cantidades adecuadas de calcio y vitamina D. Los expertos recomiendan 1200 miligramos de calcio y 800 unidades internacionales (UI) de vitamina D por día para las mujeres mayores de 50 años y los hombres mayores de 70 años. Consulta con el médico la dosis correcta para ti.
  • Haz ejercicio regularmente. El ejercicio aeróbico periódico, como caminar, puede ayudar a prevenir la disminución de la masa ósea, la presión arterial alta y la diabetes. Esto también beneficia al corazón y a los pulmones. Además, muchas personas notan que el ejercicio mejora el estado de ánimo y la sensación general de bienestar. Si no tienes la costumbre de ejercitar, comienza despacio y aumenta la intensidad gradualmente. El médico puede ayudarte a planear un programa de ejercicios adecuado para ti.
  • Hazte controles regulares. Consulta con el médico los efectos secundarios del tratamiento y el desarrollo de cualquier complicación.
  • Consúltale sobre la aspirina. Consúltale acerca de tomar entre 75 y 150 miligramos de aspirina por día. Tomar una baja dosis diaria de aspirina puede reducir el riesgo de pérdida de la visión y accidente cerebrovascular.
Oct. 02, 2015