Descripción general

Los quistes ganglionares son bultos no cancerosos (benignos) que con frecuencia se forman a lo largo de los tendones o de las articulaciones de las muñecas o de las manos. También pueden aparecer en los tobillos y en los pies. Por lo general, los quistes ganglionares son redondos u ovalados y están llenos de un líquido gelatinoso.

Los quistes ganglionares pequeños pueden tener el tamaño de un guisante, pero los más grandes pueden llegar a medir 1 pulgada (2,5 centímetros) de diámetro. Los quistes ganglionares pueden ser dolorosos si comprimen un nervio cercano. Su ubicación a veces puede afectar el movimiento articular.

Si un quiste ganglionar te causa problemas, el médico puede sugerir drenarlo con una aguja. Otra opción consiste en extirpar el quiste mediante cirugía. Pero si no tienes síntomas, no es necesario ningún tratamiento. En muchos casos, los quistes desaparecen por sí solos.

Atención del ganglión en Mayo Clinic

Síntomas

Los bultos asociados con los quistes ganglionares pueden caracterizarse por lo siguiente:

  • Ubicación. Los quistes ganglionares con frecuencia se forman a lo largo de los tendones o de las articulaciones de las muñecas o de las manos. Después de las muñecas y las manos, los lugares más frecuentes son los tobillos y los pies. Estos quistes también pueden aparecer cerca de otras articulaciones.
  • Forma y tamaño. Los quistes ganglionares son redondos u ovalados y por lo general miden menos de 1 pulgada (2,5 centímetros) de diámetro. Algunos son tan pequeños que no pueden palparse. El tamaño de un quiste puede variar, a menudo se agranda cuando usas la articulación afectada para movimientos repetidos.
  • Dolor. Por lo general, los quistes ganglionares son indoloros. Pero si un quiste comprime un nervio, incluso si es demasiado pequeño para formar un bulto perceptible, puede causar dolor, hormigueo, entumecimiento o debilidad muscular.

Cuándo consultar con el médico

Consulta con el médico si tienes un bulto perceptible o si sientes dolor en la muñeca, en la mano, en el tobillo o en el pie. El médico puede diagnosticarte y determinar si necesitas tratamiento.

Causas

No se sabe exactamente por qué aparecen los quistes ganglionares. Estos quistes se forman a partir de una articulación o del revestimiento de un tendón y parecen un pequeño globo de agua con un tallo. Se cree que se producen cuando el tejido que rodea una articulación o un tendón se sale fuera de lugar. Dentro del quiste hay un líquido lubricante espeso similar al que se encuentra en las articulaciones o alrededor de los tendones.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar los riesgos de ganglión incluyen los siguientes:

  • El sexo y la edad. Los gangliomas pueden aparecer en cualquier persona, pero se producen con más frecuencia en mujeres de entre 20 y 40 años.
  • Artrosis. Las personas que tienen artritis por desgaste en las articulaciones de los dedos más cercanas a las uñas tienen un riesgo más alto de padecer gangliones cerca de esas articulaciones.
  • Lesión de articulación o tendón. Las articulaciones y tendones que han sufrido lesiones en el pasado tienen más probabilidades de manifestar gangliones.