Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

La mayoría de los tratamientos de hombro rígido comprende controlar el dolor de hombro y preservar tanta amplitud de movimiento en el hombro como sea posible.

Medicamentos

Los analgésicos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) pueden ayudar a reducir el dolor y la inflamación asociados con el hombro rígido. En algunos casos, tu médico podría recetar medicamentos antiinflamatorios o analgésicos más fuertes.

Terapia

Un fisioterapeuta puede enseñarte ejercicios de amplitud de movimiento para ayudarte a recuperar la máxima movilidad en el hombro. Tu compromiso para hacer los ejercicios es importante para optimizar la recuperación de la movilidad.

Cirugías y otros procedimientos

La mayoría de los hombros rígidos mejoran por sí mismos en un plazo de 12 a 18 meses. Si los síntomas persisten, tu médico podría sugerir lo siguiente:

  • Inyecciones de esteroides. Inyectar corticoesteroides en la articulación del hombro puede ayudarte a disminuir el dolor y mejorar la movilidad del hombro, especialmente en las primeras etapas del proceso.
  • Distensión articular. Inyectar agua estéril en la cápsula articular puede estirar al tejido y facilitar el movimiento de la articulación.
  • Manipulación del hombro. En este procedimiento, recibirás una anestesia general, por lo que estarás inconsciente y no sentirás dolor. Después, el médico moverá la articulación del hombro en diferentes direcciones para ayudar a ablandar el tejido tensado.
  • Cirugía. La cirugía de hombro rígido es poco frecuente, pero si nada más resultó útil, el médico puede recomendarte que te sometas a una cirugía para extraer el tejido cicatricial y las adherencias desde el interior de la articulación del hombro. Los médicos, por lo general, realizan esta cirugía con instrumentos tubulares iluminados que se insertan a través de pequeñas incisiones alrededor de la articulación (artroscópicamente).
March 10, 2015