Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Multimedia

El tratamiento del pie caído depende de la causa de fondo. Si la causa de fondo se trata satisfactoriamente, el pie caído puede mejorar o incluso desaparecer. Si la causa de fondo no puede tratarse, el pie caído puede ser permanente.

El tratamiento específico del pie caído puede comprender lo siguiente:

  • Dispositivos de inmovilización o férulas. Un dispositivo de inmovilización en el tobillo y el pie o una férula que encaje en el calzado pueden ayudar a mantener el pie en una posición normal.
  • Fisioterapia. Los ejercicios que fortalecen los músculos de las piernas y ayudan a mantener la amplitud de movimiento en la rodilla y el tobillo pueden mejorar los problemas de marcha asociados con el pie caído. Los ejercicios de estiramiento son particularmente importantes para prevenir el desarrollo de rigidez en el talón.
  • Estimulación nerviosa. A veces, estimular el nervio que levanta el pie mejora el pie caído.
  • Cirugía. Según la causa, y si tienes pie caído desde hace relativamente poco tiempo, la neurocirugía puede ayudar. Si tienes pie caído desde hace mucho tiempo, el médico puede sugerirte una cirugía que une los huesos del tobillo o de los pies, o un procedimiento que transfiere un tendón funcional a una posición diferente.
Nov. 27, 2014