Los problemas persistentes y recurrentes con la respuesta sexual, el deseo, el orgasmo o el dolor, que te generan angustia o causan tensión en la relación con tu pareja, se conocen médicamente como «disfunción sexual femenina».

Muchas mujeres experimentan problemas con la función sexual en algún momento. La disfunción sexual femenina puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. Puede ser de por vida o se puede adquirir con el paso del tiempo. Puede ocurrir únicamente en ciertas situaciones sexuales o en todas.

La respuesta sexual incluye una combinación compleja de fisiología, emociones, experiencias, creencias, estilo de vida y relaciones. La alteración de cualquiera de los componentes puede afectar el deseo sexual, la excitación o la satisfacción, y el tratamiento suele involucrar más de un enfoque.

March 05, 2016