Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Por lo general, los médicos utilizan medicamentos anticoagulantes (o simplemente anticoagulantes), como la warfarina (Coumadin, Jantoven), la heparina o la heparina de bajo peso molecular para tratar a personas que desarrollan coágulos sanguíneos.

Si los análisis genéticos confirmaron que tienes factor V Leiden, pero no has tenido ningún coágulo sanguíneo, es probable que el médico no te recete anticoagulantes de forma regular. Sin embargo, es posible que te administren un ciclo de anticoagulantes para reducir el riesgo de trombosis venosa profunda durante situaciones de alto riesgo, como una cirugía o una hospitalización.

Si tienes un coágulo sanguíneo, el tratamiento inicial estándar implica una combinación de heparina y warfarina. El médico suspenderá la administración de heparina después del tratamiento inicial y seguirá administrándote warfarina. El tiempo que necesites tomar los medicamentos dependerá de las circunstancias de la trombosis.

  • Heparina. Este medicamento anticoagulante funciona más rápido que la warfarina. Se puede administrar directamente por una vena (por vía intravenosa) o por debajo de la piel (por vía subcutánea). Puedes inyectarte tú mismo algunas formas de heparina, como la enoxaparina (Lovenox) y la dalteparina (Fragmin). La heparina se considera segura para tomar durante el embarazo.

    Algunos de los posibles riesgos de la heparina son el sangrado excesivo y la reacción alérgica. No existe una dosis estándar de heparina, por lo que es necesario realizar análisis de sangre y ajustes de forma regular para encontrar la dosis correcta para ti.

  • Warfarina (Coumadin, Jantoven). Este anticoagulante viene en forma de pastilla, por lo que es más fácil de tomar que la heparina. La warfarina puede causar defectos congénitos, por lo que generalmente no se recomienda usarla durante el embarazo, en especial durante el primer trimestre. El efecto secundario más frecuente de la warfarina es el sangrado.

    Este medicamento interactúa con muchos otros medicamentos y hierbas, así que asegúrate de preguntarle al médico o al farmacéutico antes de tomar cualquier otra cosa. Al igual que con la heparina, no existe una dosis estándar de warfarina, por lo que necesitarás análisis de sangre frecuentes y ajustes en la dosis mientras tomas warfarina.

Nuevos anticoagulantes orales

La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) aprobó tres nuevos medicamentos orales para la prevención y el tratamiento de coágulos de sangre en determinadas personas. Tienen una ventaja sobre la warfarina ya que no es necesario hacer controles con análisis de sangre ni ajustar la dosis. Las complicaciones de sangrado son el efecto secundario más grave de estos medicamentos, pero el riesgo aparenta ser menor con estos medicamentos que con la warfarina:

  • Dabigatrán (Pradaxa)
  • Rivaroxabán (Xarelto)
  • Apixabán (Eliquis)

El sangrado excesivo que provocan estos nuevos anticoagulantes orales no se puede revertir con facilidad. El sangrado que provocan la heparina y la warfarina, por el contrario, se puede revertir rápidamente.

No se han estudiado bien estos nuevos medicamentos en mujeres embarazadas. Es posible que interactúen con determinados medicamentos, pero tienen menos interacciones con los alimentos y los medicamentos en comparación con la warfarina.

Habla con tu médico acerca de los riesgos y los beneficios que tienen para ti los nuevos anticoagulantes orales en comparación con los de la warfarina.

Atención de seguimiento

Si estás tomando un medicamento anticoagulante que aumenta el riesgo de sangrado excesivo, el médico te hará un seguimiento estricto. Te harán análisis de sangre para ayudar al médico a asegurarse de que la sangre puede coagularse lo suficiente como para detener el sangrado si se te hace un hematoma o si te cortas.

Factor V Leiden durante el embarazo

La mayoría de las mujeres con factor V Leiden tienen embarazos normales. Sin embargo, el riesgo de que se formen coágulos de sangre durante el embarazo es alto. Las mujeres embarazadas con factor V Leiden necesitan supervisión médica estricta durante sus embarazos. No existe evidencia acerca de que el tratamiento preventivo con medicamentos anticoagulantes sea lo suficientemente efectivo como para contrarrestar los posibles riesgos de utilizar estos medicamentos durante el embarazo o el parto.

July 14, 2015