Vacuna contra el Haemophilus influenzae tipo b (Hib)

La vacuna contra el Hib es una manera efectiva de prevenir la epiglotitis causada por el Hib. En los Estados Unidos, los niños suelen recibir la vacuna en tres o cuatro dosis:

  • A los 2 meses
  • A los 4 meses
  • A los 6 meses si el niño recibe la vacuna en cuatro dosis
  • Entre los 12 y los 15 meses

La vacuna contra el Hib no se suele dar a niños mayores de 5 años o adultos porque son menos propensos a padecer la infección por Hib. Pero los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades recomiendan la vacuna para los niños mayores y los adultos cuyo sistema inmunitario se haya debilitado a causa de:

  • Enfermedad de células falciformes
  • VIH/sida
  • Extracción del bazo
  • Quimioterapia
  • Medicamentos para prevenir el rechazo de trasplantes de órganos o médula ósea

Efectos secundarios de la vacuna

  • Reacción alérgica. Busca atención médica de inmediato si tienes una reacción alérgica. Aunque no es frecuente, las reacciones alérgicas pueden causar dificultad para respirar, silbidos al respirar, urticaria, debilidad, aceleramiento de los latidos del corazón o mareos a los minutos o pocas horas de recibir la inyección.
  • Posibles efectos secundarios leves. Entre ellos, enrojecimiento, calor, inflamación o dolor en el sitio de inyección y fiebre.

Precauciones basadas en el sentido común

Por supuesto, la vacuna contra la Hib no ofrece garantías. Se sabe que algunos niños vacunados contrajeron epiglotitis, y además, la pueden causar otros gérmenes. Allí es donde entran en juego las precauciones de sentido común:

  • No compartas elementos personales.
  • Lávate las manos con frecuencia.
  • Si no hay agua ni jabón, utiliza un desinfectante de manos a base de alcohol.
Aug. 08, 2015