La epiglotitis se genera a raíz de una infección o una lesión.

Infección

En el pasado, la causa más frecuente de la hinchazón y la inflamación de la epiglotis y los tejidos circundantes era la infección provocada por la bacteria Haemophilus influenzae tipo b (Hib). La Hib es responsable de muchas enfermedades graves, de las cuales la más frecuente es la meningitis. Hoy en día es mucho menos frecuente en los países desarrollados gracias a las vacunas contra la Hib que se les dan a los niños.

La Hib se contagia a través de gotas infectadas que se expulsan al aire al toser o estornudar. Es posible tener Hib en la nariz o la garganta y no enfermarse, y aún así poder transmitir la bacteria a otros.

En adultos, hay otras bacterias y virus que pueden causar la inflamación de la epiglotis, entre ellos:

  • Streptococcus pneumoniae (neumococo), otra bacteria que puede provocar meningitis, neumonía, infecciones del oído y la sangre (septicemia)
  • Estreptococo del grupo A, B y C, un grupo de bacterias que también provocan enfermedades que pueden variar desde amigdalitis estreptocócica a infecciones de la sangre

Lesiones

Las lesiones físicas, como un golpe directo en la garganta, pueden causar epiglotitis. También la pueden causar las quemaduras por beber líquidos muy calientes o cáusticos.

También puedes manifestar signos y síntomas similares a los de la epiglotitis si:

  • Ingieres un químico que te quema la garganta
  • Tragas un cuerpo extraño
  • Fumas drogas, como el crack
Aug. 08, 2015