Hay una serie de factores que pueden incrementar el riesgo de desarrollar alergia al huevo:

  • Dermatitis atópica. Los niños que tienen este tipo de reacción en la piel son mucho más propensos a desarrollar una alergia alimentaria que los niños que no tienen problemas de la piel.
  • Antecedentes familiares. Corres un mayor riesgo de tener una alergia alimentaria si uno de tus padres, o ambos, tiene asma, una alergia alimentaria u otro tipo de alergia, como rinitis alérgica (fiebre del heno), urticaria o eccema.
  • Edad. La alergia al huevo es más frecuente en los niños. Con la edad, el aparato digestivo madura y las reacciones alérgicas a los alimentos son menos probables.
Jan. 27, 2015